Goles postrados || SOCCER442 || futboleko jokoa

SOCCER442 futboleko jokoa

Goles postrados

BLOGA


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
Goles postrados
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

ImageEl gol se vende caro en la Copa de África. Los grandes goleadores apenas dan señales de vida. Quizá, porque muchos de ellos, la mayoría, se quedaron en casa, con Samuel Eto’o a la cabeza. En ausencia del camerunés,Didier Drogba es el artillero estrella de la competición. Sin embargo, asoma huérfano dentro del área.

 

 

   Los barcos duermen acostados. El crudo invierno los tiene maniatados en el muelle. Los pescadores que llegaron de lejos se agolpan en la orilla, entretenidos con el partidillo de los chavales. Se tienen que conformar con ello, porque esta vez su selección ha plegado las velas y no podrán animar a sus chicos.

 

   En el casco viejo de Bilbao se acerca Pape, provisto de relojes y cinturones. Sus ojos brillan cuando habla de fútbol. “Demba Ba no está en la Copa de África, ¿cómo es posible?”, pregunto. “Tampoco Pappis Demba Cissé”, responde con cierta desazón. La verdadera intención de la pregunta era saber por qué falta Senegal en la Copa de África. Entonces me vino al recuerdo aquella conversación con Babacar en Tarifa: “El-Hadji Diouf es nuestro mejor delantero”, me decía. Cada generación venera a sus ídolos.

 

   Los senegaleses cargan con el invierno huérfanos de goles; carentes de los goles que cada dos años les estimulan a sentarse por estas fechas en torno a la televisión comunitaria, llenos de colorido y jolgorio. Esta vez se tienen que conformar con disfrutar del juego, a veces de sus rivales más encarnizados. Mientras, Demba Ba sigue metiendo goles con el Chelsea; Papiss Demba Cissé intenta sacar adelante al Newcastle; Moussa Sow marca con el Fenerbahçe; Dame N’Doye hace lo propio en el Lokomotiv Moscú; Ibrahima Touré en Mónaco; Pape Moussa Konaté convierte en el Kuban Krasnodar... Hablamos, quizá, de la mejor escudería de artilleros del continente.

En África un gran logro colectivo difícilmente ha tenido continuidad. ¿Qué sucedió con Senegal tras su exitoso estreno en los Mundiales, en 2002? Se resquebrajó. Los leones derrotaron a Francia, defensora del título, en el partido inaugural, ¡con veintidós futbolistas que jugaban en la liga francesa! Por la vía de la sorpresa alcanzaron los cuartos de final de la competición. Pero a partir de entonces, los grandes contratos asomaron a la puerta de los futbolistas senegaleses, abrumados con tanto halago. Diouf y Diao se marcharon al Liverpool, Fhadiga al Inter, y así muchos futbolistas más de aquella selección.

 

 

   La pasada primavera fallecía el emblema del balompié senegalés; el futbolista más querido por la hinchada: Jules Bocandé. Murió joven, a los 53 años, el goleador que atrapó nuestra curiosidad en los primeros años ochenta, cuando reventaba las porterías con la camiseta del Metz. Inolvidable fue aquella eliminatoria de la Recopa ante el FC Barcelona, uno de los grandes hitos del fútbol francés a nivel de clubes, por la diferencia de ambas instituciones. Ganó el conjunto blaugrana en la ida por 2-4. En el Camp Nou se adelantaron los culés, y luego explotó una tormenta de goles del bando galo: hasta cuatro. 1-4 final para Bocandé y sus compañeros. Jules terminó por romper la cintura del Barcelona. El gran goleador de Senegal.

 

 

 

                                                                                             Naxari Altuna (periodista) Image @naxaltuna



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





www.bitymina.com-ek garatua