Toro sentado || SOCCER442 || football game

SOCCER442 football game

Toro sentado


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
Toro sentado
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

DIEGO RIVASEl fútbol nos sorprende cada día con episodios truculentos que exceden por mucho el sentido común. Gravita sobre el juego (por momenos reducido a mero episodio residual) un ruido ensordecedor que estremece el común de los sentidos.

   Asistimos atónitos a ceremonias estridentes, palabras desafiantes, imágenes y gestos nada recomendables para la principal razón de ser de todo este berengenal: el juego.

   Es recurrente jugar fuera de los límites del terreno de juego. En las ondas, en las páginas, en secuencias catódicas, buscando siempre sacar ventaja del momento. En las últimas horas la Real se ha visto inmersa en un episodio curioso, uno de tantos que acontecen desde hace tiempo en este mundo imposible de insonorizar. Uno de sus futbolistas, Diego Rivas, uno más de una extensa plantilla, con el vencimiento de su contrato a la vuelta de la esquina, anuncia “una oferta del Trabzonspor turco, que exige contestación inmediata”. Límite: “16.00 horas del miércoles 2 de febrero”. En una interpretación personal del futbolista, el mercado turco se cerraba en ese instante, y en sus palabras, tenía sobre la mesa una suculenta oferta del conjunto de Trebisonda… Quien más quien menos se soliviantó por la posible pérdida del medio-centro defensivo, cuya continuidad en la Real es tema de debate permanente, con disparidad de criterios en los diferentes medios de comunicación

  Tras el partido de Villarreal, la maquinaria se puso en marcha. Un titular indiscutible para su entrenador insinúa públicamente que, faltando pocos meses para expirar el contrato, el club no le aclara su situación contractual. El club sostiene que el camino a seguir está trazado, y que ese puesto cuenta con jugadores de futuro. Diego Rivas se hace fuerte por la confianza inquebrantable que le profesa Martín Lasarte.

   El pulso en torno al jugador es evidente. El club mira al futuro, en base a su proyecto; el entrenador sabe que el crédito del banquillo va inexorablemente unido a los resultados inmediatos. El martes por la noche el futbolista pulsó la opinión del míster ante la supuesta oferta turca. Al parecerer, el técnico cierra la puerta a una hipotética marcha inmediata del futbolista. Diego Rivas confirma la oferta públicamente el miércoles en una conferencia de prensa, ¡cuando el plazo de fichajes había terminado el lunes a las 00.00!

   El director deportivo, Loren, en primera instancia, dice no tener constancia de dicha propuesta; remitiéndose, además, al cierre del plazo, el lunes a medianoche. Pero faltaba contrastar la supuesta oferta con el Trabzonspor. Un compañero de redacción se puso en contacto con el departamento de fútbol del club turco, y allí le desmintieron cualquier propuesta por el futbolista manchego.

   A estas horas, Diego Rivas continúa perteneciendo a la Real. Así parece que será hasta el próximo 30 de junio. ¿Qué repercusión tendrá esta falsa maniobra? La imagen del futbolista queda mancillada, y pone en bandeja al club su decisión final. Salvo sorpresa, el centrocampista manchego parece haber firmado su despedida de la Real. Ya contó con una segunda oportunidad, cuando, luego del descenso a Segunda, tuvo que marcharse cedido al Cádiz, tras anunciar que no tenía que demostrar nada a nadie. Juanma Lillo lo recuperó, y completa su tercera temporada como titular indiscutible. En tiempos difíciles, redujo sensiblemente su suculenta ficha, en consonancia con el resto de la plantilla.

   Con la opinión pública dividida en torno a su continuidad, que el día a día noticiable del conjunto txuri-urdin gire en torno a Diego Rivas es una falta de respeto hacia el colectivo. Por ello, el club, siguiendo su criterio, debiera comunicarle a la mayor brevedad su intención de cara a la próxima temporada, y así cerrar el círculo definitivamente. La dirección deportiva, si tan clara tiene su hoja de ruta, debe proceder de inmediato. Mientras, el toro espera sentado. ¡Vaya papelón!

 

 

                                                                                                            Naxari Altuna (periodista) NAXARI ALTUNA



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink: