Se viene Belgrano || SOCCER442 || futboleko jokoa

SOCCER442 futboleko jokoa

Se viene Belgrano

BLOGA


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
Se viene Belgrano
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 1 / 1

  

 

Cuatro años después vuelve a Primera el equipo de Córdoba. Ricardo Zielinski es su entrenador. Ha dirigido a más de una docena de equipos en Argentina, y nunca se había visto en una de estas. Belgrano pasará a la historia como el equipo que le dio la puntilla a River. Todo el mundo habla del Millo, de su descalabro, de las consecuencias. La pena, la angustia y la bronca de sus aficionados es proporcional a la alegría que vive la familia de Belgrano. Porque Córdoba es una provincia eminentemente futbolera. Como Buenos Aires, o más, si cabe.

 

 

   Ricardo Zielinski hace pocos meses servía copas en su bar de Lanús. El DT de Belgrano es un amante del heavy-metal. En su guarida siempre suena Deep Purple; Smoke on the water por bandera. Y heavy fue la que montó su equipo el pasado domingo en el barrio de Núñez, la casa del equipo que más títulos nacionales ostenta en Argentina. Belgrano le dio el último empujón a River; pero no fue el responsable, ni mucho menos, del descalabro del equipo presidido por Daniel Passarella. Los  aficionados de River no daban crédito a lo que estaban viviendo; pero aquello se fue gestando durante mucho tiempo.

   River Plate es un referente mundial. Su fútbol siempre fue bandera de clase. Por allí pasaron Moreno, Pedernera, Labruna, Lostau, Carrizo, Di Stéfano, Beto Alonso, Francescoli… Palabras mayores. ¿Qué hizo de River la dirigencia? Por qué lo toleraron? Esa es la gran pregunta. El relato del narrador de Radio Mitre, Atilio Costa, ponía los pelos de punta. Lo quisieron bancar, decía, por sus comentarios críticos hacia los políticos de River; y ayer explotó, mentando a los roedores y defendiendo la causa millonaria ante tamaña afrenta. “Me decían hincha de Boca, que me iban a voltear”, gritaba indignado el periodista. “Pero yo seguiré con River, no sé donde, pero seguiré. Ellos se fueron… ¿Dónde está la guita?” repetía sin remisión.

 

   River Plate ha vendido todo menos su escudo, los trofeos y el sentimiento. Pero la hinchada de River sólo ha reaccionado cuando el desastre estaba consumado, y su facción más radical se  ha comportado con una violencia inusitada. Nunca se rebeló ante los síntomas de descomposición. Como los clubs dan cobijo a las barras bravas: cría cuervos que te sacarán los ojos. Es la pescadilla que se muerde la cola. Un problema social que trasciende el ámbito futbolístico. Argentina es un país desestructurado, donde la corrupción y las injusticias sociales son el caldo de cultivo para un escenario desolador. El fútbol es una tabla de salvación para cantidad de jóvenes, y una fuente de riqueza para dirigentes sin escrúpulos. ¿Cómo se puede explicar la bancarrota de River, cuando ha recaudado cerca de 300 millones de euros en la última década en concepto de traspasos?

   Se cumplen 25 años del primer título millonario en la Libertadores. Recuerdo al Tolo Gallego levantando la copa, enfervorizado. Ese año Argentina salió campeón en México, con Pumpido, Ruggeri yEnrique formando la columna vertebral de la albiceleste. En el primer título mundial de los argentinos, en 1978, Fillol, Luque, Passarella, Ortíz y Beto Alonso fueron parte de la seleccón. River siempre fue referencia futbolística en la cancha.

   Enzo Francescoli marcó los mejores años de la entidad, a mediados de los ochenta, y en los noventa. Inolvidable fue el recibimiento que dispensó el Monumental a su equipo en el partido de vuelta que dio pie al segundo título de la Libertadores. El Príncipe uruguayo abría camino, secundado por el Burrito Ortega y Hernán Crespo. Todos ellos emigraron a Europa, antes y después. Algunos volvieron, para gloria de la hinchada. Passarella, Ramón Díaz, Ruggeri, Caniggia, Ayala, Almeida, Juan Gómez, Sorín, Gallardo, Placente, Julio Ricardo Cruz, Juan Pablo Ángel, Marcelo Salas, Aimar, Saviola, Mascherano, D’Alessandro, Belluschi, Lucho González, Higuaín, Falcao… ¡¡¡Cuánta plata llegó desde Europa!!! Pero la tendencia es cada vez más preocupante para el fútbol argentino: los futbolistas parten sin terminar de formarse y el campeonato local no termina de armar equipos cuajados. Hay excepciones, como la de Vélez, Lanús y Estudiantes. Porque Boca, Independiente, Racing, Newell’s, Central, Gimnasia, Huracán… La mayoría se tambalea.

   Ya no escucharemos aquello de “se viene River…” porque River se fue él solito. No quedaron ni las plumas, porque lo desplumaron a ojos de la gente. Y se viene la Copa América, sin jugadores de Núñez en el plantel albiceleste. La mayoría actúan en Europa. Es un problema de gran calado, que deja al descubierto la debilidad estructural del fútbol argentino. Y en esas subió Belgrano. Smooooke on the water… 

Naxari Altuna (periodista)



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





www.bitymina.com-ek garatua