Prestigiditadores || SOCCER442 || football game

SOCCER442 football game

Prestigiditadores

Prestigiditadores
3 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 3

Érase una vez la pelota, el futbolista y una portería a distancia. Asoma el ilusionista y saca algo impensable de la chistera: un gol imposible.

 

 

 

   Anoeta fue testigo ayer de tres goles extraordinarios. Los de Fernando Llorente rezuman calidad indiscutible; el de Iñigo Martínez además contiene dificultad extrema, ingenio, atrevimiento y precisión de cirujano. Un tanto antológico. Lo que le faltaba a un chico que muestra un repertorio sorprendente para su edad: por síntomas de madurez, veteranía y determinación. Convertido en sensación, junto a Asier Illarramendi; Iñigo Martínez tuvo una ocurrencia de zurdo prestigiditador, marcando un tanto al alcance de muy pocos. Goles de esta guisa pararon el reloj y dispararon los sentidos alguna vez, muy rara vez. Son algo más que goles de larga distancia: un trabajo de francotirador con mira telescópica. Con más o menos tierra de por medio con respecto a la meta, con mayor o menor oposición; goles de esta naturaleza elevaron de por vida a los altares a zurdos y diestros de diferente perfil. La jugada terminó siendo certificado de carrera.

  Salvando las distancias, se me vino pronto el gol de Jon Andoni Goikoetxea con la Real en Zaragoza. José Luis Chilavert le dio la espalda al navarro y los ojos del paraguayo no daban crédito. Recuerdo aquel gol de tiro largo de Mikel Lasa al Sevilla con la camiseta del Real Madrid. El lateral zurdo marcó el gol soñado desde el cajón del tres. Cómo no, aquel tanto del jerarca Gheorghe Hagi con Rumanía a Colombia en el Mundial de Estados Unidos. La celebración, dando brincos sobre su propio eje, adornó tamaño suceso. Hagi era un tipo reincidente, pues lo intentaba de cuando en cuando, hasta que consiguió convertir otro gol parecido, entre brumas, defendiendo la camisola del FC Barcelona en Balaídos. Gol en las tinieblas. Cómo no rememorar la estratosférica diana de Zinédine Zidane, en el Benito Villamarín, con el Girondins de Burdeos. Un zambombazo desde el círculo central le colocó definitivamente en el escaparate. Javi De Pedro, otro talento osado, probó fortuna con éxito en el Sardinero. Y Lars Ricken, delantero del Borussia Dortmund, redondeaba el triunfo de su equipo en la final de la Copa de Europa de 1997 ante la Juventus. El tres a uno, superando a Angelo Peruzzi desde una perspectiva lejana, también fue muy celebrado. Pablo Orbaiz dejó otro regalito la pasada temporada en el campo del Almería. Y Xabi Alonso también marcó un par de goles de largo alcance con el Liverpool… ¡Tremendo lo de Iñigo Martínez, sí señor!

 

 

 

   Patente chilena

 

   Existe una suerte de remate acrobático que un día adquirió la denominación de chilena. Uno de los remates más plásticos que existen, por dificultad y belleza. Chilena, bicicleta, chalaca, en sus diferentes vertientes. El nombre de chilena lo patentó un bilbaíno, Ramón Unzaga Asla, que emigró muy joven a Chile con su familia y se hizo futbolista. Un día, allá por 1914, se inventó un remate inverosímil al que apodaron chilena. El escritor uruguayo Eduardo Galeano da fe de ello en su libro El fútbol a sol y sombra. El gol de Baptista ante el Getafe, en el descuento, trajo al recuerdo, irremediablemente, aquel tanto agónico lleno de ingenio firmado por Rivaldo ante el Valencia. Diana que valía por un billete para disputar la Liga de Campeones. Gol excelso a doble o nada.

   Un gol que nos retrotrae a aquel que firmó Wayne Rooney ante el Manchester City la pasada temporada, en un momento culminante de la Premier League. Ilusionismo puro. Otras dos chilenas memorables: la de Hugo Sánchez con el Real Madrid ante el Logroñés a finales de los ochenta, y, cómo no, el lujo de Marco Van Basten con la camiseta del Ajax contra el Den Bosch. Luego llegaría aquella bicicleta con el Milan frente al Göteborg; una figura que dominaba como nadie Jean Pierre Papin. A sus goles de tijera le apodaban papinades. Fin de semana exquisito.

 

 

 

                                                                                                       Naxari Altuna (periodista)  Image



COMENTARIOS

Punset
12/10/11 01:21AM

Iurgi, tu ves aciertos en alguna parte del ftbol?


iurgi
09/10/11 01:44AM

Discrepo en lo de golazos, el primero de llorente es un error en defensa de la Real, se queda sin lateral izquierdo para cubrir "la contra" si es que asi se puede llamar a perder un balon en el centro del campo y acabar con un 4 para 4 en el que el central sale a tapar el hueco del lateral quedando Llorente con un solo hombre en su marca, en cuanto a la definicin me parece poco ortodoxa ademas de egoista, ya que recibe de espaldas a la porteria teniedo un jugador que entra en segunda linea solisimo y que hubiese marcado de igual manera (concretamente Muniain). El golazo de Iigo nadie lo va a discutir, pero si la nula actuacin en el mismo de Iraizoz, que en el momento del golpeo se encuentra en el punto de penaltie de su area, y si bien es cierto que el tiro va raso " aunque tambien muy centrado" y fuerte la cantada del portero es mas que evidente, vamos que en una situacin logica y con una respuesta logica por parte del portero nunca hubiese entrado ese balon. El tercero simplemente es una buena definicin de Llorente, pero una vez mas canta la defenesa de la Real. Pase de unos 40 metros y llorente entra entre dos defensas como pedro por su casa.

Vamos que el partido fue mas de desaciertos que otra cosa.


Mario
07/10/11 07:09PM

Otro gol para recordar, el de Nayim en Pars en la Recopa del 95 que se la llev el Real Zaragoza. Nunca he tenido claro si estos goles se pueden pensar o si son fruto de una serie de coincidencias. En cualquier caso de lo que no cabe duda es que a todos nos hacen levantarnos del asiento. Es la magia del futbol.


Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink: