Disposición de octavos || SOCCER442 || el juego del futbol

SOCCER442 el juego del futbol

Disposicin de octavos

BLOG


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
Disposición de octavos
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3.5 / 4

   champions league drawHoy vimos a Paul Breitner, después de mucho tiempo. Aquel medio alemán con pinta de bohemio, tractor que aró campos del mundo, terrenos fértiles para el fútbol alemán. Ganó la Copa de Europa con el Bayern en 1974 y levantó la Copa del Mundo poco después. Uno de esos futbolistas que pone el toque diferente y entrañable en medio de protocolos determinados. La sonrisa de pillo cuando emparejaba a su Bayern con el Basilea ha valido por todo.

 

   Bayer Leverkusen – FC Barcelona

      El balón como elemento central. Sólo se hablará de fútbol, que es mucho, en los tiempos que corren. Emparejamiento agradable, como lo fue la pasada temporada el que juntó en el césped al Arsenal y FC Barcelona: un guiño de buen gusto. Jupp Heynckes realizó una gran labor al mando del equipo alemán, un club de trayectoria atípica en aquellas tierras, por su concepción futbolística. Ahora el balompié teutón marcha por un camino ampliamente secundado. El rodillo se oxidó y las fuentes son otras. Riegan los campos con futbolistas más sutiles, costumbre que no es nueva en Leverkusen. Rudi Völler le pone cara al proyecto: el bigote ineludible del fútbol germano. Robin Dutt intenta proseguir el trabajo de Heynckes en el banquillo, con un equipo que juega bajo el manto de su nefasta leyenda: Neverkusen. Porque dicen que nunca ganó nada. El apodo nace del maldito 2002, cuando fueron subcampeones de la Bundesliga, Copa alemana y Liga de Campeones. De aquel equipo queda el recuerdo de la clase: Lucio, Placente, Bastürk, Schneider, Berbatov… No ganaron, pero siguen jugando para ganar algún día. La pasada temporada entraron por delante del Bayern en la Bundesliga, a la sombra del efervescente Borussia Dortmund.

   Sufre atrás por el centro, y percute por afuera con dos alas ofensivas: Gonzalo Castro (hijo de emigrantes españoles), y Kadlec (vástago de aquel central checo campeón con el K’Lautern en 1998). Bender, hermano gemelo del medio-centro del Dortmund, oficia de ancla en la medular, para liberar al grandullón Rolfes. Tienen más llegada y empuje que habilidad para construir. Se fue Arturo Vidal a la Juve y el brasileño Renato Augusto recogió el testigo del chileno para tejer puentes hacia la zona de peligro. Mira alrededor y encuentra dos cuchillos afilados: el zurdo Sam y el rubio Schürrle, artífice de la gran temporada pasada del Mainz 05. Con el gigante Kiessling como punta de lanza. Un equipo bonito de ver, algo inconsistente, pero muy meritorio. A disfrutar.

 

CSKA – Real Madrid

      El fútbol ruso, tan imprevisible, sigue creciendo a base de talonario y gracias a una buena remesa de futbolistas locales. El dinero por delante, y con la perspectiva del Mundial 2018, la tendencia seguirá en las próximas temporadas. Ya avisó el conjunto moscovita al ganar la Copa de la UEFA en 2005. Tiene jugadores reconocibles, de larga trayectoria, tanto en el propio club como en la selección. Empezando por el portero Akinfeev, los gemelos Berezoutski e Ignasevitch en la zaga; el ancla Aldonin, el electrón Dzagoev, y las prodigiosas zurdas del japonés Honda y el serbio Tosic. Mark González, speedy, también se deja caer por la izquierda. Para terminar la jugada con dos puntas de postín: el costamarfileño Doumbia (insaciable goleador) y el artista brasileño Vagner Love alteran la corriente.

   El Madrid buscará correr por los campos de Rusia. Será en invierno, y espera no patinar. ¿La matrioska llevará sorpresa? Mourinho puede aferrarse a la estadística: el Inter campeón de 2010 superó a los moscovitas en cuartos.

 

   Basilea – Bayern

      Contentos y felices deben andar en el estudio de los célebres arquitectos Herzog&De Meuron, en Basilea. Estos artistas diseñaron en su día el majestuoso Allianz Arena de Munich, y también el señorial St. Jakobs de Basilea. Un duelo de cercanías, por cuanto que Basilea (Basel, en alemán) linda con el país germano. Un equipo joven, que accede por primera vez a las eliminatorias. Auténtico mosaico de raíces profundas: mayoría suiza con origen diverso (turco, alemán, albanés…). Cosmopolita. Sobresalen los hermanos Frei, con el versátil goleador Alexander a la cabeza. Un trotamundos que vuelve por sus fueros en casa, después de golear en Francia y Alemania (Rennes y Dortmund). El internacional suizo Huggel da poso a una medular incipiente: sigan al joven Shaqiri.

   El Basilea tiene mucho mérito, al dejar apeado al Manchester United. Le ganó cuatro de los seis puntos en juego, y estuvieron cerca del pleno, ya que fueron ganando 1-3 en Old Trafford. El entrenador que diseñó la ruta, el alemán Thorsten Fink, se marchó hace pocas semanas al Hamburgo, y su relevo, Heiko Vogel, sigue comandando un grupo sólido y comprometido.

   El Bayern lleva semanas vacilando, después de perder momentáneamente en el camino a Schweinsteiger. Pero los bávaros volverán a retomar el paso imperial que les caracterizó hasta hace un mes: Neuer, Ribéry, Robben,Müller, Kroos,Mario Gómez… Pelearán por el título, en su propia casa.

 

   Milan – Arsenal

      ¡Qué eliminatoria más bonita! Dos formas de entender la vida. Enorme mérito del Arsenal, que se ha levantado de muchos reveses en el arranque de temporada. Arsène Wenger fichó veteranía para paliar las fugas de la nave, y resiste; aguanta para, poco a poco, levantar la mirada y fijar la vista a lo lejos. Catorce temporadas seguidas lleva el conjunto londinense en la fase de grupos, y es un clásico de las eliminatorias. Su desgracia ha sido encontrarse con el Barça en las dos últimas temporadas. Al Milan le puede mirar de frente y desarmarlo. El mundo al revés: la jovial tropa gunner invita a bailar a los viejos rockeros. El italiano, un equipo liderado, comandado y barnizado a su gusto por Ibrahimovic, solista simpar.

   Veremos a Mikel Arteta en el gran escaparate, pronto secundado por Wilshere, o a la inversa. El joven centrocampista inglés, una delicia de futbolista, se lesionó el pasado mes de junio e Inglaterra suspira por su regreso al primer plano. La asociación Wilshere, Arteta, Ramsey debe dar mucho juego. Para terminar está RVP, marca registrada: Robin Van Persie, simplemente futbolista.

 

   Napoli – Chelsea

   ¿Podrá el Besuvio con estas dos rocas de granito? Hay que picar duro para adentrarse en las profundidades del rival. Pocos equipos hay tan intensos y orgullosos como el napolitano, que grita por la boca de San Paolo, en estado de erupción cada vez que la camiseta azul celeste campa por sus anchas. ¿Vieron a Lavezzi? Una furia desatada. ¿Se fijaron en Cavani? Cazador de goles. Y Maggio, que percute como un cincel; y Gargano sigue y persigue, e Inler saca el periscopio, y Hamsik termina. Un partido en Nápoles es diferente.

   El Chelsea mejora juntando a Romeu, Mata, Sturridge y Drogba. No lo tiene claro el equipo de Vilas Boas. Amenaza el volcán del sur.

 

   Marsella – Inter

      No marchan bien las cosas por allí. El Marsella entró de refilón en las eliminatorias, con la campana a punto de condenarle al ostracismo. Pero sacó a flote su orgullo: droit au but. Le sigue faltando un gran goleador. Adolece de él desde que Drogba se marchara al Chelsea. Un equipo esculpido de leyendas que agujereaban redes como globos pinchan los niñ@s. Desde Skoblar, pasando por el insaciable Papin. Rémy cumple, pero no es un goleador consumado. Lucho González se ha querido apear del proyecto y no parece comprometido para la causa: un problema para DD, su gran valedor. Valbuena es el salvador.

   André Ayew, hijo de Abedi Pelé, es la figura emergente. Una joya de futbolista en la banda izquierda. Convertido en goleador por obligación y aptitud. Gran proyecto hecho realidad. Su hermano menor, Jordan, le acompaña en la aventura.

   El Inter es un auténtico desastre. Nada queda del equipo de Mourinho. Quizá porque lo exprimió hasta dejarlo escuálido, sin mayor motivación que recordar las glorias recientes; falto de savia nueva. Claudio Ranieri carga con una cruz a cuestas.

 

   Zenit – Benfica

      Bonita eliminatoria, con un rico pujante y el clásico luso. Benfica es historia y presente de buen fútbol. Un equipo liderado por Javi García, en el eje, aderezado con gotas de Aimar, Gaitán, el duro Witsel, el escurridizo Nolito y la pegada del Tacuara Cardozo y  del magnífico Rodrigo.

   El campeón ruso cuenta con grandes centrocampistas. Producto nacional refinado: Bystrov, Denisov, Semak, Zyryanov… El portugués Danny, Bukharov, Kerzakhov y Lazovic dibujan la diferencia dentro del área rival. Aunque, sorprende la sequía goleadora del ex delantero del Sevilla, aciago en la Liga de Campeones. El italiano Luciano Spalletti conduce el equipo, que cuenta como seguidor más ilustre a Vladimir Putin. Corramos un tupido velo…

 

   Lyon – Apoel

      Ha sido el primer emparejamiento. Y de repente me he acordado de los futbolistas del Ajax. ¡Vaya trago! El Lyon consiguió lo imposible, y sale del sorteo con una sonrisa de oreja a oreja. Todo el mundo quería al Apoel, y le ha ido a tocar al equipo que peor lo tenía para llegar a este punto de la competición.

   Pero como los franceses desprecien al campeón chipriota, una especie de milagro futbolístico, quizá se lleven un susto importante. Porque el grupo del serbio Ivan Jovanovic no busca el reconocimiento de los incrédulos; quiere seguir ganando para poner en el mapa a un país futbolísticamente muy modesto: Chipre. Llama la atención la figura de Urko Pardo en la portería, un portero nacido en Bélgica, de padre vasco y madre gallega, con una trayectoria labrada en el fútbol griego. Delante de él asoma una guardia orgullosa de su puerta; dispuesta a seguir defendiendo cada parcela del terreno con ardor, para sumar desde el contragolpe. Una mezcla de aroma chipriota-brasileiro caracteriza al invitado más sorprendente. Y como el Lyon no está para muchas bromas, necesitará a Bastos, Gomis y Lisandro a pleno rendimiento si quiere sobrepasar la fortaleza chipriota.

 

 

 

 

                                                                                       Naxari Altuna (periodista) naxari altuna @naxaltuna



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





Desarrollado por BIT&MINA