Fútbol de alta escuela || SOCCER442 || el juego del futbol

SOCCER442 el juego del futbol

Ftbol de alta escuela

BLOG

Fútbol de alta escuela
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 2 / 2

athletic clubLa exhibición futbolística del Athletic en Old Trafford resultó ejemplar y supone aire fresco en un planeta cada vez más ensordecedor. El fútbol habló por sí solo. Se explayó en el llamado teatro de los sueños, con un porte y personalidad propios. El conjunto rojiblanco tiene una idea colectiva que pregona por todos los campos y ante cualquier rival, sea cual sea su pedigrí. Maniató al FC Barcelona en San Mamés, le miró a los ojos al Madrid en el Bernabéu, siempre atacando el balón; y ayer causó impacto en el viejo continente por su propuesta, audacia y funcionamiento colectivo.

 

   Old Trafford sugiere jerarquía, solemnindad y vértigo; el Manchester United rezuma gloria, personalidad arrolladora y grandeza. La camiseta roja tiene un peso específico muy grande en el fútbol mundial.  Los ojos de su gran embajador, Bobby Charlton, pocas veces vislumbraron un rival con tamaña autoridad en el reino de los diablos. Desde el arranque mismo del choque quedaron claras intenciones y realidades, a partes iguales. La posesión y su manejo eran una declaración de intenciones.

 

El Athletic tiene un patrón de juego diferente al de pasadas temporadas, mostrando una capacidad de metamorfosis digna de elogio. Cuando los resultados se resisten la desconfianza ante un cambio de propuesta tan radical gana enteros. Esa sensación flotaba en el ambiente en las primeras jornadas de la temporada, hasta que llegó el derby de Anoeta. Ahí terminaron las dudas. El conjunto rojiblanco se llevó el duelo ante la Real con dos goles de Fernando Llorente; pero estuvo en una encrucijada, cuando el palo acudió al rescate. El fútbol es caprichoso. Su imprevisibilidad lo hace especialmente atractivo. El poste escupió el 2-1 de Antoine Griezmann que la grada de Anoeta ya cantaba. Luego vino el segundo tanto de Llorente y el despegue definitivo de un equipo que creía en lo que estaba haciendo.

 

   Todo ello bajo la dirección de Marcelo Bielsa, un hombre muy especial. Respetado como pocos en Argentina por su compromiso, coherencia y propuesta sin tapujos, dejó huella en Newell’s y Vélez Sarsfield. Salió campeón con ambos y dirigió a Argentina con suerte dispar. Los resultados con la selección en el Mundial de Corea/ Japón no fueron los esperados. Y si ustedes van a Chile y preguntan por Bielsa, seguramente sientan una emoción conmovedora en los ojos de los interlocutores, recordando su paso por el equipo nacional y el legado que dejó en tierras andinas: valores de superación y compromiso.

 

   Todo esto es imposible sin buenos futbolistas. Ellos son los protagonistas. El gran mérito de Bielsa es haber propiciado la mejora de esos jugadores a todos los niveles. Allá por donde pasó el rosarino crecieron sus mimbres, en un funcionamiento colectivo sin complejos. La metamorfosis de la selección chilena a nivel de juego, resultados y autoestima es evidente. Marcelo Bielsa siente y respira fútbol por todos sus poros, y su compromiso con la competitividad a través de la mejora en el entrenamiento, en la fe inquebrantable por una idea, quedan reflejados en cada partido de su equipo.

 

   Los futbolistas creen y la hinchada le adora. Atacar la pelota es su leit motiv. Los resultados se darán, o no, pero la forma es innegociable. Conecta con sus chicos, y la grada con el equipo, en una comunión orquestal sublimada en el teatro de los sueños. El Athletic agarra la pelota y juega en campo rival. Despliega sus alas de forma simétrica (a veces los dos laterales se constituyen en extremos al mismo tiempo), Iturraspe y Herrera ponen criterio y pausa, para orientar el juego por la banda derecha, con Iraola y Susaeta. Antes se tenía la creencia de que el costado diestro era vulnerable en defensa. Ahora, sin embargo, es el flanco más consistente, porque los rojiblancos atacan, y la defensa viene dada por el propio ataque. Son maneras de ver las cosas, dependiendo de la filosofía de juego. Con dos campeones del Mundo como Javi Martínez y Fernando Llorente; cuatro de Europa, encabezados por Herrera y Muniain; y con el todoterreno De Marcos, entre otros, el equipo rojiblanco surca los campos con energía y determinación.

 

   El pasado domingo la Real tuvo el indiscutible mérito de discutirle el partido, con las circunstancias que concurrieron en el mismo; siendo uno de los pocos equipos que ha conseguido cambiarle el paso en la presente temporada. El Athletic sufre intentando guarecerse sin la pelota. La quiere para triangular rápido y llegar en manada. En Old Trafford combinaron pausa y vértigo por momentos, provocando el desconcierto en Alex Ferguson y el guardameta David De Gea, desencajados ante el aluvión de la ofensiva visitante.

 

   Es cierto que el segundo gol no debió subir al marcador. Pero ello no empaña un ápice la propuesta y el juego exhibidos, jalonado por una cascada de ocasiones. El Athetic comenzó perdiendo y ni pestañeó. Se rehízo, para salir vitoreado por sus ocho mil incondicionales de uno de los estadios míticos del fútbol mundial. Es su momento, cuenta con una plantilla joven, de mucho recorrido, y tiene a un entrenador que es garantía de mejora constante. Qué más se puede pedir.

 

 

 

 

                                                                                         Naxari Altuna (periodista) naxari altuna  @naxaltuna



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





Desarrollado por BIT&MINA