El viento pendular || SOCCER442 || futboleko jokoa

SOCCER442 futboleko jokoa

El viento pendular

BLOGA


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
El viento pendular
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.667 / 3

philippe montanierHace un año, por estas fechas, la Real se desinflaba por momentos. Yacía en caída libre. La inercia positiva del ascenso duró una vuelta. La familia txuri-urdin se aferraba al anhelo de la permanencia, como marinero que agarra el único cabo suelto en plena tempestad. Más allá del objetivo, la parroquia trazó una línea divisoria entre partidarios y detractores del entrenador. Martín Lasarte había insuflado suspiros de Primera a sus futbolistas, para convertirlo en viento de victoria allá por el mes de junio de 2010. Más que libreto, se buscó un impulso de adrenalina futbolística con la contratación del uruguayo. Misión para un objetivo ineludible. Trabajo impecable.

 

 

 

   El equipo caminaba risueño durante la primera vuelta del retorno, hasta que comenzó a balbucear. Los resultados no se daban. Desánimo. Bloqueo. Preocupación. Miedo. Pavor. La resolución de la última jornada benefició los intereses clasificatorios de la Real, sufrido superviviente en la élite.

 

   La situación del técnico quedó en entredicho. Una marea de partidarios y otra de insatisfechos se mezclaron, con un denominador común, el del agradecimiento; la disonancia era de orden futbolístico. El club buscó un cambio de timón, tendente a buscar horizontes más amplios y profundos que el de un resultado u objetivo clasificatorio. Se habló de método, filosofía de juego, y otros parabienes pertinentemente edulcorados. Aquello dibujó expectativas.

El pasado martes, quien más quien menos, se soliviantó en el graderío de Anoeta, cuando en la recta final del partido arreciaron gritos encendidos contra el entrenador: “Montanier, dimisión”, sonaba en el anillo, de forma coral. Hubo tres conatos de desaprobación hacia el técnico de la Real.

 

 

   Philippe Montanier vive su segundo bache como entrenador txuri-urdin. Allá por el mes de noviembre salió airoso de la tempestad, pero con una marca que le fustiga cada vez que su equipo no convence: la célebre “gestión de los partidos”, acuñada desde el propio club, tras la agónica y milagrosa victoria en el Benito Villamarín. Desde entonces, el equipo ha acumulado una ristra de puntos suficiente como para tener cierto desahogo con respecto a los puestos de descenso; jugando  partidos bien, otros mal y alguno muy mal. Al tiempo que, la imagen de endeblez en el Bernabéu, engrosaba una trayectoria irregular en sensaciones y rendimiento.

 

   En esas, llega el Rayo a Anoeta y la Real golpea con determinación. Y vuelve a casa tras desperdiciar un triunfo encarrillado en Cornellá-Prat, ofreciendo un partido desigual ante el Betis, de ritmo más bien plano, con la circunstancia desfavorable de haber marrado un penalti. Debutó en Primera Eñaut, con solvencia; volvió a jugar Ansotegi, ejemplo de bondad y compañerismo; Vela está encendido (en el buen sentido), Agirretxe sigue su proceso de maduración, Griezmann agita; y por dentro el juego a veces es más ligero y luminoso que otras, pero hay partido. Y en esas sale Beñat, toma el mando, y la Real pierde el sitio. Sin embargo puede ganar, tiene opciones. En esas, salta un mensaje desde la grada: “francés, mueve el banquillo” se escucha. ¿Por qué francés? A caso no tiene nombre? Detalle feo. El estribillo desprendía aroma de mala gestión, la marca que le persigue desde sus peores momentos en la Real.

 

   Un día, cuando no pintaba bien la cosa, el conjunto txuri-urdin se presentó en Mestalla y ganó. Luego llegaron buenos resultados como local, pero Montanier nunca ha podido eludir la sombra que le persigue. El entorno, cuando se impacienta, es propenso a señalarlo; cuando entiende que no reacciona a tiempo y como debiera.

 

   El debate está servido. El enésimo entrenador cuestionado: aun teniendo  cierta holgura clasificatoria, con un equipo en construcción y siendo una apuesta estructural. ¿Pero, y si a la Real se le ocurriera ganar el primer partido a domicilio de la segunda vuelta en la Rosaleda?... De no conseguirlo, ¿Qué ocurriría si se lleva por delante a Villarreal y Racing en Anoeta? Porque, de meterse en problemas, lo del pasado martes seguramente se convertirá en llovizna primaveral.

 

   Viendo la trayectoria de los entrenadores en este club en los últimos años: ¿existe alguno a gusto y medida de la Real? Las sensaciones son muy extrañas en torno a un equipo que está vivo y venía con una hoja de ruta larga marcada en el tiempo. Pero, atendiendo a los biorritmos… Hasta el próximo resultado.

 

 

 

 

                                                                                  Naxari Altuna (periodista) naxari altuna @naxaltuna



COMENTARIOS

zazpiburu
15/04/12 11:54PM

La verdad es que este entrenador me est gustando. Haca tiempo que no vea a la REAL jugar a algo. Creo que le est dando estilo y que con el tiempo el equipo ser mucho ms estable y capaz de darnos ms de una alegra. Puede ser cierto que en momentos no gestione bien, pero hay que entender, que con la trayectoria que llevbamos desde hace tiempo, no es ni de lejos, el que peor lo ha hecho en este tema. Adems de esto, no le ha temblado el pulso a la hora de dejar fuera a aquellos que en momentos no merecan estar, independientemente de su nombre.
Por todo esto, mi total apoyo a MONTANIER.


Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





www.bitymina.com-ek garatua