A bientôt, Auxerre! || SOCCER442 || futboleko jokoa

SOCCER442 futboleko jokoa

A bientt, Auxerre!

BLOGA


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
A bientôt, Auxerre!
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.667 / 3

auxerreEl entrañable club de Borgoña se nos ha ido a Segunda. 32 años ininterrumpidamente en L1, y uno después de disputar la Liga de Campeones pierde su estatus en la élite del fútbol francés. Como otros ilustres del hexágono en las últimas temporadas: Nantes, Mónaco, Lens, Metz, Estrasburgo, Bastia... La agonía de los históricos no decrece.

 

   El próximo domingo se disputa la última jornada del campeonato galo. El melancólico Abbé Deschamps, templo del AJ Auxerre, recibe al Montpellier. Los caminos se cruzan en Borgoña. Se va un club familiar, con una historia de fábula; y, otro, de parecidas características, puede proclamarse campeón de Liga por primera vez en su historia. El Montpellier necesita un punto para asegurarse el campeonato. Un hito. El PSG, último capricho de los qatarís, tiene todas las papeletas para hincar la rodilla ante el último soplo de aire fresco en el fútbol francés.

 

   Lo del Auxerre es otra cosa. Un sentimiento de pena embarga al balompié galo desde que el pasado domingo perdiera la categoría. Porque no se trata de un equipo más. Nació por iniciativa de un monje (el estadio lleva su nombre), para que los jóvenes se educaran a través del deporte; y su irresistible ascensión se produjo por obra y gracia de un entrenador irrepetible: Guy Roux. Tomó el mando del equipo en 1961, en División de Honor (categoría regional). Su destreza y sabiduría le permitieron coleccionar una serie de futbolistas ilustres que otros no acertaron a detectar. Fue poco a poco. Hasta que llegó a la máxima categoría en 1980. Guy Roux era una especie de flautista de Hamelin, capaz de atraer a jóvenes talentos de toda Francia.

 

La primera gran figura del club en la época contemporánea fue el goleador polaco Andrzej Szarmach, aquel delantero longilíneo que acompañó a Gregorz Lato en los mejores años de Polonia. Jöel Bats, futuro guardameta internacional en los 80, dio sus primeros pasos en el Auxerre. Jean Marc Ferreri fue un extraordinario centrocampista, fino estilista, que terminaría afianzándose en la selección post-Platini. Le pesó tener que tomar el testigo del gran capitán.

 

   Guy Roux era el gobernador del club. Una especie de druida que todo lo controlaba. Desde la logística hasta la educación de los más jóvenes. Las salidas nocturnas de los chavales le llevaban a mal traer. Uno de los más indomables fue Éric Cantona, uno de tantos grandes futbolistas que moldeó el viejo zorro. Por allí andaba otro chico, más sereno y centrado, que atendía al nombre de Basile... Boli. Jovencísimo internacional francés, central fortísimo, cuya cabeza dio la primera y única Copa de Europa al fútbol francés. Con aquel gol en el Olympiastadion de Munich con el Olympique de Marsella al Milán: córner botado por Abedí Pelé y testarazo del costamarfileño.

 

   A Mediados de los noventa el Auxerre se convertiría en el mejor equipo de Francia. Enamoró a los aficionados por su espíritu y propuesta futbolística: 1433 bien marcado. Un día sorprendió con la adquisición de Vincenzo Scifo, de capa caída tras sus anteriores experiencias en otros clubes fuera de Bélgica. Scifo recuperó su mejor versión con la ayuda de Guy Roux. Utilizaría la misma medicina para revitalizar la carrera de Laurent Blanc, el capitán de la selección francesa Campeona del Mundo. Un soplo jovial en forma de genio llegó desde bretaña: Corentin Martins. Delicia de centrocampista. Stéphane Cocard y Gerald Baticle abrían campo; el tahitiano Pascal Vahirua le ponía picante al juego. El profundo Bernard Diomède comenzó a revitalizar un equipo que estaba llamando seriamente a la puerta del éxito. Sabri Lamouchi y Moussa Saib fortalecieron un equipo que era pura armonía.

 

   1993. El Auxerre llega a las semifinales de la UEFA. Quedó eliminado a manos del Borussia Dortmund, que luego claudicaría en la final ante la Juventus, capitaneada por Roberto Baggio. 1994. El conjunto borgoñés gana la Copa de Francia. Su primer gran título. 1996. Doblete histórico: Liga-Copa. La siguiente temporada llegó a los cuartos de final de la Liga de Campeones. Otra vez el Dortmund se cruzó en su camino. 2003 y 2005, dos Copas de Francia más.  

 

   Las jóvenes promesas del siglo XXI eran Djibril Cissé, Philippe Mexés, Bacary Sagna, Yoannes Kaboul... Hasta que el paternalista y omnipresente Guy Roux dejó sus funciones. 44 años después. Estuvo como responsable del primer equipo (del propio club) desde 1961 hasta 2005, con un paréntesis de un año, por enfermedad.

 

   Consumado el descenso, el sabio Roux sentenció de forma rotunda: “es una degradación que ha ido produciéndose poco a poco”. El fútbol no perdona. Todo va demasiado deprisa y el pasado es historia. Para forjar el futuro hay que partir del presente. Comprometido presente. Hasta pronto, Auxerre!

 

 

 

                                                                                 Naxari Altuna (periodista) naxari altuna  @naxaltuna



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





www.bitymina.com-ek garatua