Las apreturas del Lyon || SOCCER442 || el juego del futbol

SOCCER442 el juego del futbol

Las apreturas del Lyon

BLOG

Las apreturas del Lyon
2 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

ImageEl Olympique Lyonnais (OL) no ha podido encadenar su decimotercera participación consecutiva en la Liga de Campeones. Aquel duelo convertido en clásico, ante el Real Madrid, con el francotirador Juninho Pernambucano a la cabeza, son buena parte del recuerdo.

 

   El conjunto francés conoció sus mejores años en los albores del siglo XXI, con siete títulos de Liga consecutivos: los primeros de su historia. En los últimos tiempos, Burdeos, Marsella, Lille y Montpellier le habían desplazado del trono, pero, por lo menos, era un asiduo de la Copa de Europa. Ahora disputará la Europa League, un plato menor, teniendo en cuenta su exigente paladar.

 

    Jean-Michel Aulas, propietario del club, se hizo con las riendas del OL en 1987, por aquel entonces en Segunda división. JMA diseñó un plan a medio y largo plazo para colocar, primero, en el mapa futbolístico hexagonal a una de las ciudades francesas de referencia; y, posteriormente, hacerse grande en Europa.

 

   El Lyon accedió a la Primera división en 1989. Dirigido por Raymond Domenech desde el banquillo, el joven Rémi Garde (actual entrenador) capitaneba la nave sobre el terreno de juego, y el prolífico goleador Eugène Kabongo era el estilete. El club iba creciendo, poco a poco, sin prisa por coronarse. Los objetivos deportivos estaban directamente relacionados con un plan de negocio ambicioso.

 

   Aulas siempre fue un tipo astuto: empresario de peso que fue adquiriendo influencia en el balompié galo. Iba haciendo camino, de forma sigilosa, en medio de la gran batalla por el poder que enfrentaba a Claude Bez y Bernard Tapie, máximos dirigentes de los clubes grandes de la época: Burdeos y Marsella.

 

   El Lyon vivía lejos de los gigantes; aún transitaba a distancia de otros ilustres, como el Mónaco, PSG, Nantes; pero la diferencia con respecto a la clase media tradicional (Lens, Metz, Lille, Nancy, Auxerre, Sochaux…) iba menguando. El crecimiento del OL era paulatino.

 

   Diez años antes se dio otro caso, con un trasfondo diferente, en el fútbol francés. Hablábamos del Auxerre como parte de la clase media, tras años de desarrollo sustentado en el trabajo de cantera. Formación y una política de fichajes audaz elevaron al club borgoñés a la élite del fútbol francés. El caso del Lyon no era similar. Si bien siempre tuvo un centro de formación destacado, el hecho de que buena parte de sus jóvenes talentos se fueran marchando apuntaba una clara tendencia a buscar nombres para cambiar de dimensión. Cuando el Lyon estaba a punto de revertir su historia, canteranos de la talla de Florian Maurice, Frédéric Kanouté, Ludovic Giuly o Steed Malbranque fueron vendidos, futbolistas todos ellos internacionales.

 

El primer golpe de efecto del presidente Aulas se produce el verano de 1999, cuando consigue fichar al delantero brasileño del FC Barcelona Sonny Anderson. El famoso pistolero del área tenía un gran cartel en Francia tras su paso por Marsella y Mónaco. Fue una especie de símbolo en la nueva era del Lyon. El club acariciaba los títulos. En la temporada1998/99 se había entrometido en el pulso Burdeos-Marsella (reedición de los 80) por el título de liga, que finalmente ganarían los aquitanos en un último partido apoteósico en el Parque de los Príncipes ante el PSG. Más grande fue la decepción de los lyoneses por no haber podido disputar la final de la UEFA, eliminados en plena carrera por el Bolonia de Giusseppe Signori.

La temporada 2001/02 marcaría un hito en la historia del club, al proclamarse campeón de liga por primera vez en su historia. Jean-Michel Aulas había confiado el equipo al experimentado Jacques Santini, un pilar del histórico vecino, Saint-Etienne, en su época como futbolista. Los entrenadores del Lyon siempre tuvieron un perfil similar: le siguieron Paul Le Guen, Gérard Houllier, Alain Perrin, Claude Puel, y ahora Rémi Garde. El presidente tiene como asesor en materia deportiva al antiguo delantero internacional, exjugador del propio Lyon y Burdeos, Bernard Lacombe. Ambos diseñaron una política de fichajes muy ambiciosa, con un origen indiscutible: Brasil.

 

   A finales de los noventa del siglo pasado el Lyon tuvo en sus filas al central brasileiro Marcelo Djian. Una vez abandonado el conjunto del ródano se convirtió en supervisor del mercado auriverde para su antiguo club. Por ahí llegaron futbolistas de la talla de los centrales Claudio Caçapa y Cris, del medio centro Juninho Pernambucano (bandera de los mejores años del club), de los delanteros Nilmar y Fred... Los puntas no cuajaron, pero la huella del fútbol brasileño ha sido indeleble en Lyon, con la llegada de más futbolistas de aquel país por vía de otros equipos del campeonato galo: Bastos (Lille), Ederson (Niza)…

   La cantera seguía su curso, dando frutos relevantes. Los dos futbolistas más brillantes que han surgido del centro de formación del Lyon en los últimos años triunfan ahora en grandes equipos europeos: Karim Benzema es un referente de clase mundial; Hatem Ben Arfa muestra su talento de forma constante, por fin, con menos aspavientos, en el Newcastle. Benzema fue el único de los dos en rendir buenos servicios al Lyon, excelentes servicios. Antes que ellos había salido un prometedor zaguero, Jérémie Bréchet, lastrado por las lesiones y con una carrera mediatizada por los imponderables.

 

   El nuevo status del Lyon se manifestaba en el mercado de fichajes, con la adquisición de los más destacados futbolistas del campeonato local, y extranjeros de postín: Vikash Dhorasoo, Mickael Essien, Florent Malouda, Mahmadou Diarra, Anthony Réveillère, Tiago Mendes, John Carew, Jéremy Toulalan, Kim Källstrom, Aly Cissokho, Hugo Lloris, Kader Keita, Milan Baros, César Delgado, Miralem Pjanic, Jimmy Briand, Yoann Gourcuff…Alguno de ellos no cuajaron, como varios más posteriormente.

 

   Las ventas de las grandes figuras produjeron importantes plusvalías: Essien (Chelsea), Diarra (Real Madrid), Tiago (Juventus), Malouda (Chelsea), Benzema (Real Madrid), Ben Arfa (Marsella)… El verano de 2009 el OL invirtió más de 70 millones de euros en fichajes. A Gerland llegó gente como Lisandro López, Bafétimbi Gomis, Michel Bastos y Aly Cissokho. Pero los títulos se resistían excepción hecha de la última Coupe de France, con victoria apurada ante el Quevilly de categoría National (3ª división).

 

   Llegados a este punto, el Lyon no ha podido encadenar otra temporada en la máxima competición continental, y su presidente decide cortar por lo sano, en perspectiva del férreo control financiero que se avecina por parte de la UEFA, y con el nuevo Stade des Lumières en ciernes. El objetivo es aligerar la masa salarial, intentando mantener el nivel competitivo. Por lo menos aspirar al pódium en Francia, sinónimo de Champions League. JMA trabaja para reducir en un %30-%40 el entramado salarial. La operación salida está en marcha: Källstrom (Spartak Moscú), Cissokho (Valencia), y los que se avecinan… Bastos (Al Aïn), Cris, Gomis, Gourcuff… Hace pocos días se truncó el pase de Réveillère al PSG por “anomalías” en la revisión médica.

 

   Francia se proclamó campeona de Europa sub’19 hace dos veranos. Media docena de canteranos del Lyon estaban en aquella selección que derrotó a España en la final: Kolodziejczak, Tafer, Grénier, Faure, Reale y Lacazette. Algunos de ellos van tomando acomodo en el primer equipo, como antes hicieron Sidney Govou, Benzema o Maxim Gonalons. Otros como el internacional Loïc Remy no tuvieron la misma fortuna.

 

   Hace un año, dentro de la política de austeridad del club, el responsable del centro de formación Rémi Garde fue nombrado entrenador del primer equipo, en sustitución del controvertido Claude Puel. Poco, o nada, queda de los tiempos más fastuosos. Toca apretar y reiventarse.

 

 

 

 

 

                                                                                          Naxari Altuna (periodista)  Image  @naxaltuna



COMENTARIOS

Rolon
31/08/12 07:39PM

Message


Iaki
30/08/12 11:13PM

Lo raro es como se les escap Griezzman, que era de la zona...
Por lo dems, aquel equipo que se vio en la Champions en Anoeta jugaba como los ngeles...


Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





Desarrollado por BIT&MINA