La cruzada de Abou || SOCCER442 || futboleko jokoa

SOCCER442 futboleko jokoa

La cruzada de Abou

BLOGA


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
La cruzada de Abou
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

ImageCorría el minuto veinte de la primera mitad del encuentro entre Finlandia y Francia en Helsinki. Dos futbolistas viajaban de la mano: uno acariciando la pelota, el otro abriendo camino. Karim Benzema acomodó el pase allá donde Abou Diaby había trazado la línea. Y gol. El primero como internacional absoluto con Francia. Gol del potente Diaby, después de año y medio ausente de las convocatorias. Ése es su sino: la ausencia obligada. Pesada cruz para un deportista.

 

   Abou Diaby es un centrocampista de 26 años que cumple su octava temporada en el Arsenal. Totaliza 166 partidos oficiales con la zamarra gunner, de manera desigual. El Auxerre, su club formador, no se opuso a la marcha del futbolista por un motivo que en su día llamó la atención: “el entrenadorJacques Santini- apenas ha podido contar con él por las repetidas lesiones y la venta es una buena solución...”, declabara el presidente Gérard Bourgoin.

 

   Diaby había debutado en el primer equipo del Auxerre siendo juvenil, junto a su actual compañero en el Arsenal Bacary Sagna. Su bagaje en la L1 se limitaba a una decena de partidos. Era un reto para Arsène Wenger, entrenador del Arsenal, que veía enormes posibilidades en un futbolista acosado por los inconvenienes físicos. “Es como si colocas piezas de un 2 CV en un coche de carreras. Hay un riesgo de incompatibilidad”, llegó a manifestar el patriarca auxerroise Guy Roux.

 

Wenger había mostrado un gran olfato a la hora de fichar jóvenes talentos, con problemas diversos, consiguiendo relanzar sus carreras. En algunos casos de forma estelar: contrató a Patrick Vieira con 20 años siendo suplente en el Milán, y sacó a Thierry Henry de la Juventus cuando estaba a punto de ser cedido a otro club de la Serie A. Con el tiempo, Vieira fue el futbolista que terminaría heredando la capitanía del emblemático Tony Adams, y Henry pulverizó todos los récords goleadores de Ian Wright.

 

   Abou Diaby llegó a Londres en enero de 2006. Su imponente estampa atlética y destreza con la pelota recordaban irremediablemente la figura de Vieira. Tenían el molde. Wenger quería disipar cualquier duda mediante un trabajo concienzudo y meticuloso con el futbolista de origen marfileño. Pero el 1 de mayo se fue la luz en el campo del Sunderland, cuando Dan Smith cazó el tobillo izquierdo de Diaby: dislocación y rotura de los ligamentos, rezaba el parte. El centrocampista del Arsenal sufriría tres operaciones para no volver a los terrenos de juego antes de ocho meses. Desde entonces acumula una escalofriante ristra de lesiones: ¡24 en su periplo londinense!

 

   En su mejor momento llegó a completar línea de medios con Alex Song y Cesc Fàbregas. Diaby entraba y salía, muchas veces castigado por la frustración. Ha sufrido de todo: problemas de espalda, dentales, dolencias en el abdomen, abductor, muslo, gemelo, operación en los isquiotibiales, en ambos tobillos, intervención de peroné y en la planta del pie.

 

   Cuando Diaby sufrió la primera triple cirugía en el tobillo izquierdo, los médicos temían que no se recuperara para la práctica del fútbol. Pero el futbolista logró salir adelante. Sin embargo, aquel percance dio paso a innumerables contratiempos musculares que hablaban de un cuerpo complejo. Quien más quien menos se acordaba de las palabras del viejo entrenador del Auxerre, Guy Roux. Entonces, Wenger decide echar mano del prestigioso osteópata francés Philippe Boixel, miembro del staff médico de la Federación Francesa de Fútbol.

 

   Luego de otro durísimo golpe en su tobillo derecho producido por una entrada de Paul Robinson, futbolista del Bolton, y rematado un par de semanas después con otra tarascada protagonizada por el medio del Chelsea, Mickael Essien, Diaby revive sus viejos dolores. Persiste el tortuoso camino de las lesiones: en junio de 2011 es sometido a una operación de limpieza en el tobillo lastimado. Comienza la rehabilitación en un centro especializado de Qatar, un lugar donde acuden los mejores especialistas del mundo. En noviembre vuelve a recaer.

 

   Tras otra visita al centro médico qatarí, y establecido el cuadro del futbolista, acude a Florida, para proseguir su recuperación junto a un grupo de atletas franceses. Una vez superado el dolor, mejora la técnica de carrera y refuerza su musculatura. La pasada temporada sólo pudo disputar 5 partidos con el Arsenal. Pero él nunca abandona: “Pasé momentos muy complicados. Muchos días, a pesar de estar deprimido, me decía a mí mismo que había que seguir. Siempre mantuve la fe. Hay gente en peor situación que yo....”.

 

   Por primera vez en mucho tiempo, Abou Diaby ha podido completar una pretemporada sin contratiempos, encadenando tres partidos en la Premier League. La última jornada destacó por presencia y volumen de juego en la victoria de su equipo ante el Liverpool: con esa gama de giros sobre sí mismo tan propias para ganar la posición; el golpe de espuela orientando la jugada hacia la salida más limpia, y esa zancada devastadora que le conduce hasta la corona del área contraria para asestar un golpe certero, si se tercia.

 

   Laurent Blanc suspiraba por su recuperación. El nuevo seleccionador bleu, Didier Deschamps, celebra su vuelta. Y Arsène Wenger sigue viendo en él al heredero de Patrick Vieira. Todos ellos concluyen: “Es el medio completo. Ojalá sea el retorno definitivo”.

 

 

 

 

                                                                                                Naxari Altuna (periodista) Image @naxaltuna



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





www.bitymina.com-ek garatua