El volcán marsellés || SOCCER442 || el juego del futbol

SOCCER442 el juego del futbol

El volcn marsells

BLOG


Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 1449

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 327

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66

Strict Standards: Non-static method DataAccess::fetch() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/functions.php on line 569

Strict Standards: Non-static method DataAccess::establish_db_conn() should not be called statically in /home/soccer44/public_html/news/class/mysql.php on line 66
El volcán marsellés
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

   Image18-AGO-2015

 

Marsella se deprime tras la marcha de Marcelo Bielsa. El que fuera ídolo de la hinchada ha dejado tras de sí un poso de amargura. Algunos futbolistas de la plantilla acusan el vacío dejado por el argentino; otros, sin embargo, no disimulan el alivio que supone la marcha del técnico que los relegó al banquillo. Pero, por encima del impacto que ha producido la dimisión de Bielsa, con sus argumentos y la consiguiente réplica del presidente Vincent Labrune, está la frustración de unos incondicionales que han visto cómo ha disminuido de forma considerable el potencial del plantel y las posibilidades de luchar por algún título.

 

   El Olympique de Marsella totaliza 22 entrenadores desde que consiguiera alzar la Copa de Europa en 1993, el mayor hito de su historia. Los años de Bernard Tapie al frente de la institución, época de grandes fastos y controversias, terminaron dejando muy tocado el orgullo del campeón. El OM volvió a trompicones al primer plano tras un traumático descenso a Segunda, y desde entonces Marsella ha sido un volcán en constante erupción. Allí los extremos se tocan, y de repente salta la chispa.

 

   Tras su vuelta a la élite, luego de purgar dos años en Segunda por amañar un partido de liga ante el Valenciennes en 1993, el Marsella le disputó hasta el último segundo el campeonato 98/99 al Girondins de Burdeos. Un gol in extremis de Pascal Feindouno en el Parque de los Príncipes para el conjunto bordelés echó por la borda las ilusiones del Marsella. Su entrenador de la época, Rolland Courbis, tardó pocos meses en abandonar el puesto. Era un equipo que tenía varios campeones del Mundo en sus filas. Marsella es muy impulsiva. No ganar remueve los cimientos. Siempre se han buscado grandes fichajes para aplacar la decepción. Pero, en los los últimos años, la gran referencia ha estado en el banquillo.

En Marsella es muy recordado el belga Eric Gerets. Él también acarició el título de liga, una década después del intento frustrado. Y fue ante el mismo rival: el Girondins que entonces dirigía Laurent Blanc. Con Gerets la gente comenzaba a tener una sensación de estabilidad, algo que es muy difícil en Marsella visto el baile de dirigentes, técnicos y futbolistas que se estila por aquellos pagos. Pero el recorrido del entrenador belga no fue más allá de dos temporadas. Se marchó dejando un aire de nostalgia en el Stade Vélodrome. La gente recuperó esa sensación de seguridad con la llegada al banquillo del capitán que levantó la Copa de Europa en 1993, Didier Deschamps. Todavía no habían desembarcado los qataríes en París y el Lyon comenzaba a agrietarse. Con Deschamps asomaron varios de los futbolistas que fueron referenciales durante la primera temporada de Marcelo Bielsa y que han volado en los últimos tiempos: Fanni, Morel, Ayew, Valbuena, Gignac… Por fin consiguieron ganar la Ligue 1, diecisiete años después del descenso a los infiernos.

 

 

   Pero la inestabilidad volvió a surgir, debido a la mala relación del técnico con el director deportivo de la época, José Anigo. Desde entonces, el Marsella se ha ido desangrando deportivamente, en medio de los cambios de dirección y las eternas fricciones internas.

 

   Con Marcelo Bielsa parecían renacer las ilusiones. El argentino consiguió aglutinar al equipo y la respuesta del grupo hacía que los problemas en la planta noble quedaran en un segundo plano. La ciudad sentía un cosquilleo cuando rodaba la pelota. Volvieron las emociones fuertes al Vélodrome, con noches de gala en el viejo estadio remozado, las gradas repletas de gente… Pero, al equipo no le alcanzó para conquistar el pódium. Paris, Lyon y Monaco pusieron tierra de por medio en la recta final del campeonato.

 

   Y después, desbandada de la columna vertebral del equipo. El mediocentro Imbula y el medio de ataque Payet se marcharon al Oporto y West Ham, respectivamente, dejando un buen puñado de euros en las arcas del Marsella. Pero otros, tan importantes como ellos, se fueron libres, coincidiendo con la finalización de sus contratos. El delantero centro André-Pierre Gignac comienza a golear en el Tigres de México (el fin de semana hizo un triplete); André Ayew impresiona en las filas del Swansea; los zagueros Fanni y Morel ejercen su veteranía en otros lugares, y el próximo en salir será el atacante Thauvin. Suma y sigue.

 

   Bielsa presentó su renuncia al término del primer partido de liga ante el Caen en casa. Marsella se quedó sin su líder, con un equipo joven y sin argumentos para pelear por todo aquello que suspira su hinchada. El club no es competitivo en el mercado y la paciencia nunca estuvo entre sus virtudes. Los principales refuerzos a día de hoy son Lassana Diarra, un trotamundos del fútbol, y Abou Diaby, el antiguo mediocentro del Arsenal que carga con una pesada cruz en forma de lesiones.

 

   En la segunda fecha del campeonato otra derrota, en el campo del histórico Stade Reims. Frank Passi asume la dirección de forma interina y comienza el casting de entrenadores. El club busca otra personalidad de altura para el banquillo. Jürgen Klopp ya ha dicho que no.

 

 

 

 

                                                                           NAXARI ALTUNA (periodista) Image @naxaltuna



COMENTARIOS

Añadir un comentario

:angry: :flowers: :blink: :pinch: :blushing: :crying: :ermm: :getlost: :grin: :happy: :hug: :kiss: :laugh: :blah: :smile: :sad: :tongue: :wink:





Desarrollado por BIT&MINA