SOCCER442: BLOG || SOCCER442 || el juego del futbol

SOCCER442 el juego del futbol

BLOG - S442

BLOG - AUTOR -> SOCCER442

Eibarren funtsa
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

Image(11/04/17)

 

Jose Luis Mendilibareta Eibar neurriko zapatak dira. Elkarbizitzak fruitu bikainak eman ditu. Dozena bat urte atzera eginda aurreneko aztarnak ageri dira: Gorka Iraizoz, Gaizka Garitano, David Silva eta Joseba Llorente taldeko ardatzak zirela. Asteburu honetan gertatu bezala, Balaidosen irabazi zuten txapelketako azken txanpan. Ostiralean mintzatu ginen horretaz Zaldibarko entrenatzailearekin. Irribarrea ageri zen haren aurpegian.

 

   Celta – Eibar hura 2. Mailan jokatu zen. Armaginek azken jardunaldirarte izan zuten Lehen Mailara igotzeko aukera. Azkenean, garaipen bakarrera geratu ziren. Arimaz eta gorputzez talde handia zen, joko koordenada argiekin; aldarteak, elkartasunak eta futbolarien kalitateak talde borobila osatu zuten. Gozamena zen Eibar jokatzen ikustea. Entrenatzailearen nahia garbi erakusten zuen taldea zen.

 

   Armaginek urrats handiak egin zituzten 2. Mailan izandako hemezortzi denboraldietan, Alfonso Barasoainen mirarietatik hasita. Bertako jokalariekin ibilbide paregabea egin zuten, lan eta sufrimendu handiz. Zutabeak sendoak ziren, Garmendia, Luluaga, Bixente, Artetxe eta enparauekin. Talde trinkoa; iragazgaitza. Eta horrek kondaira antzeko bat sortu zuen Eibar definitzerako orduan: “Atzean sartu eta zuzen jokatzen duen taldea. Indartsua”. Gerora, hainbat urtetan, errealitatea oso bestelakoa izaki, definizio horri eutsi izan diote han-hemenka.

 

   Jokamolde zaharretatik, lanaren eta elkartasunaren balioak ezagunak dira Ipuruan. 1991/92 denboraldian, artean garaipenak bi puntu balio zuenean, Eibarrek 19 gol alde eta 22 aurka izan zituen 38 jardunaldietan. Mailari eutsi zioten beste behin, Mikel Etxarri aulkian zutela. Zenbaki horiek oso esanguratsuak dira: talde lanaren indarra erakusten dute, izaeran eta arlo taktikoan. Denak bat eginda. Jokalariak oso kilometro gutxian sortuak ziren. Jose Inazio Garmendia kapitainak aldagelan esan ohi zuen moduan: “Aurten ere bazegok”. Heldulekua.

 

  

Full Story

Brindis al gol
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3.6 / 10

Image(20/02/2017)

 

Siempre fueron garantes del juego. Eso ha dejado una marca que sirve como brújula cuando alguien duda. Alguna vez se enredaron en el camino, y lo pagaron caro; apenas siete años después de disputar la final de la Copa de Europa.

 

   Aquel día no ganaron. Tampoco a principios de los noventa, cuando disputaron la final de la Recopa. Pero llegaron al partido definitivo de las dos principales competiciones europeas. Sin embargo, la caída más estrepitosa se produjo en la primavera de 2011, cuando cayeron a la L2. Fueron dos largos cursos sin uno de los notables de la L1, el AS Monaco.

 

   El  monegasco es un club muy particular. Las ventajas fiscales de su territorio han suscitado grandes desencuentros con sus competidores, pero la singularidad del conjunto de la costa azul va más allá. Partiendo del concepto futbolístico que tradicionalmente ha defendido: su buen gusto por el juego, el criterio de selección de sus futbolistas y la formación. Es su esencia histórica. Siempre paladeó buen fútbol la peculiar hinchada del Louis II; habitualmente demasiado escasa en número, para tanto dulce.

 

   Cuatro veces campeón de la Coupe Gambardella, prestigioso torneo que aglutina a los mejores equipos sub’19 de Francia; de la Turbie, su centro de operaciones salieron, o pasaron por allí, campeones del Mundo como Emmanuel Petit, Lilian Thuram, Thierry Henry, David Trezeguet, Yuri Djorkaeff o Fabien Barthez. Alguno formado totalmente en el club; otros llegaron a edad temprana, o buscando otra oportunidad.  Antonio Cordón, antiguo responsable técnico del Villarreal, aterrizó el pasado verano en Monaco para ejercer como director deportivo. El buen ojo de la célula de detección sigue intacto.

 

   El balón discurre con alegría por Le Rocher. Los futbolistas lo quieren a toda costa. Siempre lo anhelaron. Y como ocurría con Arsène Wenger, Claude Puel o Didier Deschamps en el banquillo, el ansia de tener la pelota se demuestra de forma instantánea. Todo el mundo aprieta en caso de pérdida. Desde el artista más distinguido: Bernardo Silva.

Full Story

Afrikako Kopa, oharkabean
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

Image

 

(2017-02-06)

Roger Millaren Makossa dantza irudikatu zuten Kamerungo zaleek harmailetan. Librevillen. Gabongo hiriburuan. Birritan astindu zituzten aldakak lehoi menderaezinen jarraitzaileek, Egipto finalean garaitu zuten golak ospatzeko. Eta, Kamerungo futbola mundu mailan ospetsu egin zuen aurrelaria oso gertu zen, mitoen artean. Kamarek, ordea, Samuel Eto’oren algarari erreparatu zioten. Roger Milla haren itzalean zen.

 

   Munduko Kopako golegilerik zaharrena da Milla. Bizitzako laugarren hamarraldian murgilduta zebilen, 1994an AEBetako Mundialean Errusiari gola egin zionean. Baina, jokalariek Henri Michel hautatzailearekin izandako arazoek txikitu egin zuten selekzio hura. Kamerunek galdua zuen hamabi urte lehenago Espainiako Munduko txapelketan erakutsitako freskotasuna. Jokatzeko eta irabazteko grina.

 

   Thomas N’Kono atezain handiak behin esan zigun: “Hastapenean talde bat ginen. Denek jokatzen genuen Kamerungo txapelketan. Eskaintzak iritsi ziren eta agintariek muturra barruraino sartzen dute. Egitura arazo handiak tarteko, azkenean tirabirak sortzen dira. Entrenatzaileen formakuntzari ez zaio garrantziarik eman; jokalari gutxi dira esparru horretan trebatzen direnak, eta kanpotik etorritako hautatzaileek ere nekez uztendute arrastorik”.

Full Story

Los viejos artesanos
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 0 / 0

ImageLo principal escapa a los nuevos inversores. La mayoría desconoce las raíces. Poco parece importar la esencia del club. El juego que labraron durante días, meses, años, lustros y decenios. Aquello que les hizo admirables a los ojos del mundo.

 

   En Borgoña, una pequeña región del centro de Francia, nació un equipo que con el tiempo se convertiría en azote de los poderosos. Surgió con nombre de asociación juvenil, y un balón como nexo de unión. Comenzaba una historia de otro tiempo.

 

   La formación como razón de ser para crear una cultura de juego y estructura muy singulares. Todo bien marcado. Partieron de categoría regional, hasta alcanzar la gloria deportiva en 1996. Con el mismo entrenador. 35 años llevaba en el cargo por aquel entonces Guy Roux, el viejo zorro. Hablamos del Auxerre, obviamente, el equipo que llegó a Primera división en 1980 y que obtuvo el doblete (Liga-Copa) dieciséis años después. El emblema de una ciudad que rondaba los cuarenta mil habitantes.

 

   El viejo Roux era el patriarca. Lo sigue siendo, a su manera. Caricaturizado por su peculiar carácter y forma de actuar: paternal, sagaz, irónico. Icono ineludible del viejo fútbol francés. Un sabio, cuyas palabras nunca caen en saco roto.

 

Un día salió a buscar a varios jóvenes del centro de formación que se habían escapado de la residencia cuando el sol se escondía. Éric Cantona y sus amigos aprovecharon las horas de sueño para romper la disciplina que imponía el deber de aprendiz de futbolista que marcaba Roux. Siempre desde la óptica del entrenador que todo lo abarcaba.

 

   No pocos internacionales absolutos franceses se forjaron en los campos anexos al estadio que lleva el nombre del religioso que puso la semilla del AJA (Association de la Jeunesse Auxerroise): l’Abbe Deschamps. Por allí pasaron Jöel Bats, Jean-Marc Ferreri, Basile Boli, el propio Éric Cantona, Daniel Dutuel, Bruno Martini, y más recientemente Bacary Sagna, Philippe Mèxes, Djibril Cissé o Abou Diaby. Todos ellos, y muchos más, pasaron por la escuela del Auxerre, aprendieron y discutieron con el maestro Roux, para luego dejar huella en otros lugares.

Full Story

Eredu propioak
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

   ImageOstegun arratsaldea Urbietan. Hainbat gaztetxo baloiaren inguruan Gernikako futbol zelai nagusian. Metro karratuak taldeka banatu dituzte, haztegiko gazteen artean. Ikastolatik irten berriak dira. Botak jantzita, entrenatzaileari begira daude, ikasten jarraitzeko prest. Lanean hasi dira, jolasean.

 

   Entrenatzaileak dira gazte horien ikurrak. Ez nolanahikoak. Hainbat Gernika futbol talde nagusiko jokalariak. Lander Torrealdaikapitaina, Gorka Larruzea eta Ibon Entziondo, besteak beste. Gaztetxoek asteburuan lehiatzen ikusten dituzte harmailetatik. Ikastolatik irtetean, berriz, haiekin bat egiten dute. “Gernikaren funtsa da hori. Guk nagusiengandik jaso genuen bezala, orain guri dagokigu ematea. Ilusio handia egiten die gazteei gu beraien entrenatzaile izateak. Lotura berezia dago herria eta klubaren artean”. Gorka Larruzea erdilariaren hitzak dira, duela aste batzuk jasoak, talde nagusia zulotik atera nahian zebilela. Gernikan maila guztietatik igaro da Gorka , gora iritsi arte. Ander anaia ere taldean da, ezker atzelari.

 

   Ostegunean jai izan ohi du talde nagusiak. Horregatik gazteekin lasaiago aritzeko tartea izaten dute jokalariek. Eurek jasotako balioak txertatzen dituzte gazteen artean. Herriko semeak, hainbat kasutan, herriko taldearen zutabe. Haziak emango du fruitua gerora ere.

Full Story

Punto de encuentro
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.333 / 3

 

ImageTodos se buscan y todos se encuentran. Socios del juego. Compañeros de buen pie y gran sentido colectivo; guía con un ideario claro y buena mano. Un año después, siguiendo la ruta trazada, sin temor a las tempestades, el punto de encuentro con el juego coincide con las coordenadas marcadas por Eusebio Sacristán cuando comenzó a esbozar su boceto. Había que desandar un camino tortuoso, porque los futbolistas de la Real tienen una sensibilidad que en nada coincide con el anterior entrenador.

 

    El conjunto txuri-urdin desliza una sonrisa a partir del contacto con el balón, desde el movimiento. Por eso lo quiere y lo busca con ahínco cuando no lo tiene, a partir de un posicionamiento óptimo. Desde el sentido colectivo.

 

   La confianza nace del punto de encuentro común. Que no siempre ha coincidido con la victoria. Ocurrió en Villarreal. Un gran partido, con mucha presencia en campo rival, sintiendo que aquello era un paso adelante, a pesar de la derrota.

 

   Asier Illarramendi es el gran eslabón. Propicia la salida limpia y Eusebio ha conseguido racionalizar su esfuerzo. Desde la posición. Su naturalidad ejerce de catalizador. Es el faro que alumbra el juego, el centro neurálgico del equipo. Su punto de encuentro. Por sentido del juego, por anticipación, tiene gran capacidad de recuperación.

Full Story

Enrique Martin Monreal, gorputz eta arimaz
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

Image(09/11/16)

 

 

Etxeberria, Irigibel, Martin. Txikitan ikasi genuen hirukoa. Osasunaren aurrealdea osatzen zuten. Enrique Martin Monreal zen hirugarrena. Ezker hegaleko zorrotza. Bizkorra. Osasunarekin igo zen Lehen Mailara Condominako partida historiko hartan, Pepe Alzate aulkian zela. 1980ko ekainaren 1a zen. Aurrealde bortitza zuten nafarrek, taldeari nortasun berezia ematen ziona.

   Handik bi urtera Real Madrilek fitxatu nahi izan zuen Enrique Martin Monreal. Eskaintza mahai gainean zuen Fermin Ezkurra presidenteak, baina klubak ez zuen onartu. Bazkideek babestu zuten erabaki hura. “Harrobiko kluba baldin bagara, gure jokalaririk onenak gorde behar ditugu, bestela ez ginateke koherenteak izango”. Presidentearen hitzak, bazkideen asanblada amaitutakoan.

 

   Osasunak bidea egin zuen Lehen Mailan. Patxi Irigibelen hainbat golek Martinen usaina zuten; haren korrikaldi edo pase baten zapore gozoa. Arrastoa utzi zuen hamaika zenbakia bizkarrean zintzilik zeraman jokalariak. Condominako igoera hura makina bat izerdi bota ondoren iritsi zen.

 

   Bi belaunaldi geroago, Bigarren Mailara itzuli zirenean, bidean erabat galduta zeudela, ezinezkoa zena egi bihurtzeko Enrique Martin Monreali deitu zioten. 1996/97 denboraldiko laugarren entrenatzailea zen. Rafa Benitezek hasi zuen ikasturtea; Pedro Mari Zabalzak ordezkatu zuen bidearen hastapenean; Miguel Sola iritsi zen ondoren; eta Liga amaitzeko bost partida falta zirela Enrique Martin Monreal jarri zuten aulkian. Osasuna 2.B Mailara begira zen aspaldi. Miraritzat zuten jaitsiera saihestea. Taxoaren ipini zituen begiak entrenatzaileak, Osasunaren etxean, bere etxean; eta hango bi gazterengan jarri zuen konfiantza osoa. Batak 17 urte zituen, besteak 20. Euskarria eta erasoko jokalaria. Pablo Orbaiz eta Roberto Martinez “Tiko”.

Full Story

MANUREN BIDETIK
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

ImageAlaves 2. Mailara igo zen denboraldian Borja Viguerak jaso zituen laudoririk gehienak. Zilarrezko mailari azken hatsean eutsi ziotenean, Jaengo partida zirraragarrian, Guzman gailendu zen. Lehen Mailara igo ziren denboraldian, berriz, Gaizka Toquero. Baina behetik gorako bidaia honetan soilik Manu Garciak egin du bide osoa. Oparoa.

Jagoba Beobide eta Manu elkarrekin iritsi ziren Mendizorrotzara Alavesen garairik zailenean. Parabola bat irudikatuz, elkarrekin iritsi ziren gailurrera, eta orain kapitainak bakarrik jarraitu du aurrera, Lehen Mailan taldea sendotzera etorri diren hainbat jokalari berrirekin batera.

Manu Garcia gasteiztarra da. Etxekoa. Zubietan zaildu zen, eta bere belaunaldiko hainbat jokalari aspaldi heldu ziren maila nagusira: Agirretxe, Zurutuza, Estrada, Carlos Martinez, Mikel Gonzalez, Ansotegi, Balenziaga, Elustondo, edo Viguera, Alavesen ere taldekide izan zuen aurrelaria.

Brontzezko jokalaria zirudien Manu. Betiere 2. B mailan. Sansen, Real Unionen, Eibarren, Logroñesen, Alavesen… besteak beste. Grina handiko mutila; talde jokalaria. Natxo Gonzalezek hegalean atzera bota zuen Gasteizen. Juan Carlos Mandiarekin erdigunean jokatzen hasi zen, euskarri. Eta horrela iritsi da Lehen Mailara, Jose Bordalasen eskutik. Zelai erditik gora bidea eginez. Hanka beldurrik gabe sartuta. Indartsua da. Nekaezina. Hauspoa. Lehiakorra oso.

Manu Garciak soilik eutsi dio Lehen Mailako erronkari. 30 urterekin iritsi da gailurrera, eta heldu berritan, kapitainaren besokoarekin, joan zen denboraldiaren amaieran 2. Mailan egin zuena errepikatu du; unerik zailenean erabakigarria izan da.

Alavesek Vicente Calderonen partida galdua zuela, kapitainak erantzukizuna hartu zuen, beste behin. Lehen Mailan estreinakoz ari zen jokalariak. Gol sena du. Areara iristeko grinak egiten du aldea. Ekinaren ekinez.

Arabarren aurreneko gola Lehen Mailan, hamaika urte geroago, ezin zuen beste inork erdietsi. Arantzaz beteriko ibilbidearen gidariak. Taldearen arima.

                                                                             Naxari Altuna (periodistaImage @naxaltuna



Juego y real (5)
9 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

Image20-11-2015

 

Eusebio Sacristán habla de fútbol. Nada más llegar esbozó su sensibilidad por el juego. En sus tiempos de futbolista acariciaba la pelota sobre el césped dando aire a la jugada. Lo hacía suavemente, con sigilo. Posteriormente, en el banquillo, los focos tampoco le han apuntado excesivamente. La modestia y discreción siempre fueron su tarjeta de visita. Nunca hizo ruido, ni se arrogó triunfo alguno. Rara vez copó algún titular, y quizá por eso tuvo que recordar en la presentación como entrenador de la Real sus casi dos décadas como futbolista profesional en Primera; sus temporadas como parte del cuerpo técnico del FC Barcelona en la etapa anterior a Guardiola; el comienzo de la reconstrucción del Celta en Segunda, y sus años en el segundo equipo del Barça. En el fútbol se etiqueta la experiencia de un entrenador de la misma forma que se prejuzga la edad de un futbolista, por “prematuro” o por “viejo”.

 

   El conocimiento, la forma de transmitirlo y la capacidad de llegar al futbolista abren el camino: existe una idea concreta de juego, un método de trabajo para asimilar los conceptos y la prueba de campo. Esta llegará muy pronto para la Real, con la incertidumbre de empezar a medirse a los rivales por una vía diferente, nueva; compleja, seguramente.

 

   Eusebio ha dejado claro estos días cuál es su idea de juego. Es lo que siente y ha intentado desarrollar en sus equipos. Dice que cuenta con la tipología de futbolista adecuada para intentar implementar el estilo que le gusta: jugadores de perfil técnico y asociativo. Aplicados en el trabajo diario.

 

   La primera premisa, indispensable, es sacar la pelota limpia desde atrás para buscar superioridades. El portero es el primer eslabón de la cadena, muy importante en el inicio o continuidad de la jugada. Los centrales se abren y el mediocentro ayuda en la rampa de salida. Ahí se trabaja la primera ventaja ante el oponente. Es el punto de partida. Se precisan varios pases para mover al equipo rival y procurar ganar  la espalda de las líneas de presión, buscando siempre llegar al jugador libre más alejado. Una mecánica de juego que implica muchas cosas: lectura de la situación, capacidad de ejecución, sentido colectivo, mucha práctica y determinación. Veremos hasta dónde cala la ortodoxia, porque el tren está en marcha y los plazos no son cómodos. El tiempo en estas circunstancias no resulta un aliado.

 

   Una cultura de juego precisa de método y paciencia. Quizá vuelva a salir el famoso latiguillo, “… el físico…”, cuando se cuestione sobre aquello de la presión alta. Pero ese concepto no es el punto de partida, sino la consecuencia de haber llegado juntos y coordinados al momento donde se produce la pérdida del balón, en caso de producirse. Entonces llega la activación para recuperar la pelota, con la gente bien colocada para que los esfuerzos sean cortos, efectivos, y cercanos a la portería rival.

 

   La teoría pasará desde ya a la práctica, ante el Sevilla, un rival de gran nivel competitivo. Lo teórico va impreso en papel, irá en las consignas y las tareas diarias, en el entrenamiento. Pero hay un rival delante, que condiciona el desarrollo de la puesta en escena. Ese es el gran reto de la Real: poner en práctica un modelo de juego diferente; evolucionar sobre la marcha. La empresa es de altura. Hay que creer y sentirlo.

Full Story

Juego y real (4)
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

Image14/11/2015

 

El viento sur ha traído consigo un nuevo cambio de rumbo. Aquello de sudar la gota gorda y apretar las tuercas ya no sirve. El discurso se ha evaporado sobre el terreno de juego. Vuelve la inquietud por el juego.

 

   Hace un año, exactamente, asistíamos  a la presentación en sociedad de David Moyes, un técnico que llegaba en loor de multitudes. Procedía del campeonato más distinguido del mundo en términos de solera, organización y capacidad de expansión. Sin embargo, la admiración que suscita el fútbol de las islas por su leyenda, liturgia, frenesí, espíritu competitivo y el ambiente que rodea a los partidos, choca frontalmente con la realidad que han venido mostrando sus clubes de clase media cuando se miden a equipos de otras latitudes. El juego marca la pauta.

 

   West Ham y Southampton son una muestra de la paradoja del fútbol británico: animadores de la Premier League, con un generoso gasto en fichajes, pero incapaces de superar las eliminatorias de clasificación para disputar la Europa League. El FC Astra Giurgiu rumano apeó al West Ham y el Southampton no pudo superar al Midtjylland danés. Incluso contando con técnicos extranjeros, que pueden tener otro prisma táctico, tendencia que se va acentuando en la Premier League. Remontando el mapa hacia el norte, el Celtic Glasgow, otrora clásico de las alturas a nivel internacional, no pudo clasificarse para la liguilla de la Champions, y ahora cierra el grupo A de la Europa League tras perder la semana pasada en casa ante el Molde noruego.

 

   David Moyes fue recibido en Anoeta con honores de estrella, a tenor de la parafernalia que desplegaron el día de su presentación. Aquello parecía Hollywood. La Real buscaba un impulso enérgico de la mano del fugaz mister del Manchester United. Un técnico acostumbrado a armar equipos a partir de su pericia para fichar jugadores. Pero, las costumbres del escocés no casaban con las intenciones del club.

 

   Cuando pisó el terreno todo resultaron ser carencias ante sus ojos: a nivel estructural y futbolístico. Miraba más allá de lo que tenía entre manos, suspirando por fichar, en vez de afanarse en trabajar la tierra que le ofrecieron. Conocer a fondo los mimbres y mejorar el rendimiento de los futbolistas que pusieron a su disposición debía ser el motor para demostrar su verdadera valía: ilusión por entrenar a un grupo de jugadores con un potencial interesante.

Full Story

El tulipán se marchita
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

Image   16/10/2015

 

  Y Johan Cruyff aún no se ha manifestado al respecto. Cuando lo haga, temblarán los cimientos del fútbol holandés.  Algo tendrá que decir la voz más ilustre del balompié neerlandés.

 

   En la grada, algunos de los notables, gesticulaban con indisimulada frustración. Eran muy francos en las formas. ¡Aquello era un desastre! De Boer, el defensa central y actual entrenador del Ajax, y Rijkaard, el termómetro de la segunda época dorada del fútbol holandés, no podían disimular su desazón. La selección que había quedado en segundo y tercer lugar en los dos últimos Mundiales volvía a morder el polvo en casa, culminando una fase de clasificación para la Euro’2016 calamitosa.

 

   Echamos la vista hacia atrás. Quince meses, no más. En los días previos a la Copa del Mundo de Brasil, los futbolistas convocados por Louis Van Gaal se divertían en la playa de Ipanema. Entonces, recordábamos la estampa de Dinamarca, que en 1992 llegó por sorpresa a la Eurocopa de Suecia, ocupando el lugar de Yugoslavia, en pleno conflicto bélico. Los nórdicos terminarían ganando aquel torneo.

 

   De forma desenfadada llegaron los holandeses a Brasil, contrastando con las dudas que se cernían sobre ellos. Su seleccionador, comprometido con el Manchester United para la temporada siguiente, había tomado una decisión que sonaba impopular en un país tan exquisito en las formas. En los últimos amistosos había probado con una defensa de cinco hombres para cubrir las espaldas de sus grandes estrellas. Apostaba por cerrar filas y correr en pos de la victoria. Curiosamente, con los más jóvenes en la retaguardia. Y los ilustres veteranos a partir de tres cuartos: Sneijder, Kuyt, Robben y Van Persie.

Full Story

Haztegia oinarri
2 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

Image23/09/2015

 

Udaberriko arratsalde bero hartan ezintasuna gailendu zen partida osoan, argi gorria pizteraino. Ezinak ekina azpiratuko zuela zirudienean, zoriona nabarmendu zen azken hatsean.

 

   Harmailak eztanda egin zuen. Jokalariak dardar batean,  entrenatzaileak hartu zuen hitza, egun hartako sufrimendua eta bidean izandako gorabeherak hizpide: irakaspen gordinaren balioa. Eskarmentua bidelagun, aste batzuk lehenago hasitako lana jarraitu nahi zuen. Berak ondo ezagutzen eta sinesten duen bidean aurrera. Bere mutilekin. Etxean hazitako gazteekin.

 

   Agintariek, ordea, aulkirako beste asmo bat zerabilten buruan. Baina, arantzaz beteriko testuinguruan, emaitzez haratago, etorkizuna eraikitzeko lurra landu beharra zegoen. Kluba  berpiztu, aldarte egokian, arratsalde hartan taldeak Sabadellen eragindako poza eta algara abiapuntu hartuta.

 

    Berdegunean gorriak pasa eta gero etxera begira jarri ziren agintariak, ezinbestean. Merke eta ona, pentsatuko zuten, halabeharrez. Futbolean askotan hori izaten da ordena: lehenengo, zenbatekoa; gero, benetako balioa. Hiru hilabete geroago, beste hainbat tokitan gertatu bezala, ordena aldatzen ari da: ona, lehenengo; eta, gainera, merke (erangingarri esatea nahiago).

 

   Jokalariaren balioak, talentutik abiatuta, konpromisoan du oinarria: lanerako grina, talde lanaren espiritua eta ilusioa. Berdegunetik harmailetara doan zubia sendotzen ari da, talde gidariak denboraldi-aurrean iragarri bezala. Etxeko entrenatzailea behin behineko baliabidetzat (suhiltzailetzat) jo zuten joan zen denboraldiaren hondarrean, eta beste aukera batzuek aintzat hartu zituzten bide berria jorratzeko, baina taldea abian zen udaberriaz geroztik. Azkenean, etxeko lemazainari eutsi zioten.

Full Story

Islandia: el volcán futbolístico
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

Image07-sept-2015

 

 

Aquel día, en Tallin, Arnór abandonaba el terreno de juego con la sensación de que algo histórico estaba sucediendo. Pero, la felicidad no era completa. Él quería jugar junto a Eidur, diecisiete años más joven. Es la diferencia de edad que separa a los Gudjohnsen, padre e hijo. El apellido más célebre del balompié islandés.

 

   Arnór Gudjohnsen había dejado su impronta en Bélgica, defendiendo los colores del Sporting Lokeren y el Arderlecht. En 1980 se enfrentó con los primeros a la Real Sociedad en octavos de final de la Copa de la UEFA. El Lokeren tenía una delantera impensable en los tiempos que corren: Gregorz Lato, Preben Elkjaer Larsen y ArnórGudjohnsen. El primero era la estrella de Polonia, una extraordinaria selección; el segundo comenzaba una brillante carrera, formando parte de la Dinamarca más cautivadora; y el tercero era una especie de nota exótica, porque apenas había noticias del fútbol  islandés.

 

   El siguiente guiño de aquel misterioso país llegó en septiembre de 1982, cuando un equipo islandés se cruzó en primera ronda de la Copa de Europa con la propia Real: era el Vikingur de Reykjavyk. Resultaban simpáticos desde la sonoridad de sus apellidos. Todos sonaban igual.

   Un día, en el viejo álbum de cromos, asomó un rubio, raudo como una centella. Lo había fichado el Hércules. Pétar Petursson tuvo el honor de jugar junto a Mario Alberto Kempes, otro gran mito asociado de alguna manera al fútbol islandés.

 

   Desde Bélgica llegaría a la Liga, bastantes años después, un fino estilista procedente del Genk: Thordur Gudjonsson. Había ganado el campeonato belga con el conjunto de Limburgo, pero apenas jugó un puñado de partidos con la UD Las Palmas. Para entonces, la Bundesliga tenía entre sus notables al centrocampista Eyjólfur Sverrison, campeón de la Bundesliga con el Stuttgart en 1992; a la estela de un emblema del club, Ásgeir Sigurvinsson, que también se alzó con la ensaladera en la temporada 1983/84. Anteriormente fue referente del Standard de Lieja y jugó durante diecisiete años en la selección absoluta de su país.

 

   Otro caso excepcional es el de Herrman Hreidarsson, un futbolista que militó durante quince temporadas en diversos equipos ingleses, hasta que volvió a casa hace tres años.

 

   Eran de los contados futbolistas islandeses que tenían notoriedad  fuera de su país, más proclive a otro tipo de actividades. La localización geográfica, su peculiar orografía, y los rigores de la climatología, invitaban más a practicar los deportes en sala. Pero, aquellos jugadores que un día salieron a buscar fortuna lejos de la isla comenzaron a poner los cimientos del futuro.

 

   El testigo pasaba de mano en mano, cada vez con mejores argumentos, en un lugar donde la tierra late. Allí, modestos campos se abren paso entre volcanes que moldean el piso y pintan el paisaje. Hafnarfjordur, Valur, Keflavik, Stjarnan, Akranes, Breidablik… son alguno de los doce clubs que conforman la máxima categoría del futbol islandés. Este año tampoco tendrán representación en los torneos europeos, porque todos los equipos del país han quedado eliminados en la fase previa de la Champions y la Europa League.

 

   El éxodo de futbolistas islandeses fue en aumento con el paso del tiempo, preferentemente a las islas británicas, donde llegó un buen día Eidur Gudjohnsen, el hijo de Arnór. Su eclosión en el Chelsea le catapultó al FC Barcelona, para volver más tarde a la Premier League convertido en campeón de Europa. A punto de cumplir 37 años, se ha embarcado en la aventura china, tras su paso por el Bolton Wanderers. Y sigue defendiendo la elástica de la selección, 19 años después de recoger el testigo de manos de su padre en Estonia.

Full Story

Juego y real (3)
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 3

Image27 - Ago - 2015

 

La pelota estaba desorientada. Sabía cuál era la meta, dónde estaba situada, pero los caminos para alcanzarla atendían a un patrón muy confuso. Nada de armonía. Ante todo, cubrirse las espaldas y fijar la mirada lejos de la zona que marca “peligro inminente”.

 

   La Real había reforzado las líneas más alejadas entre sí para ganar consistencia defensiva y desequilibrio a partir de tres cuartos de campo. En los primeros pasos del nuevo curso presentaba dos vías abiertas para activar la ofensiva, a partir de las peinadas de Xabi Prieto y Jonathas; o contragolpe, partiendo de una recuperación más o menos alejada de la puerta rival. Cualquier otra intención resultaba infructuosa.

 

   Entre las primeras adquisiciones, Diego Reyes asoma para apuntalar la defensa, con capacidad para salir jugando; y dos atacantes nuevos se suman a la nada desdeñable nómina de delanteros que ya tenía la Real: Bruma y el anteriormente mencionado Jonathas. Pero el entrenador David Moyes quería más.

 

   El delantero islandés Alfred Finnbogason, principal fichaje del pasado ejercicio, terminó marchándose a préstamo al Olympiacos, campeón de la liga griega, equipo que veremos en la Copa de Europa. Finnbogason no terminó de cuajar, por diferentes circunstancias. Venía de un contexto de juego muy definido en el Heerenveen, bien estructurado a partir de la pelota, y quizá la indefinición que ha mostrado la Real en su juego le haya penalizado. Habrá que seguir su progresión en tierras helenas.

 

   La punta de lanza en la Real ha cambiado de forma sustancial. Jonathas es un delantero más poderoso, rompe muy bien al espacio y combina perfectamente. En el clásico 1-4-4-2 que plantea el entrenador, parece haber encontrado la pareja ideal para Carlos Vela. Se entendieron bien en su primera toma de contacto, tendieron puentes para llegar a la meta, y apuntan alto, si las circunstancias no lo evitan. Bruma, desde posiciones exteriores, intenta desequilibrar en carrera con su espíritu de aventura, contrastando con el socio del otro lado, Xabi Prieto,  más cerebral y pausado. Ambos asisten a los laterales en tareas defensivas, pero cuando la Real defiende por acumulación y muy atrás, la posibilidad de contragolpe tras recuperación resulta kilométrica.

Full Story

El volcán marsellés
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

   Image18-AGO-2015

 

Marsella se deprime tras la marcha de Marcelo Bielsa. El que fuera ídolo de la hinchada ha dejado tras de sí un poso de amargura. Algunos futbolistas de la plantilla acusan el vacío dejado por el argentino; otros, sin embargo, no disimulan el alivio que supone la marcha del técnico que los relegó al banquillo. Pero, por encima del impacto que ha producido la dimisión de Bielsa, con sus argumentos y la consiguiente réplica del presidente Vincent Labrune, está la frustración de unos incondicionales que han visto cómo ha disminuido de forma considerable el potencial del plantel y las posibilidades de luchar por algún título.

 

   El Olympique de Marsella totaliza 22 entrenadores desde que consiguiera alzar la Copa de Europa en 1993, el mayor hito de su historia. Los años de Bernard Tapie al frente de la institución, época de grandes fastos y controversias, terminaron dejando muy tocado el orgullo del campeón. El OM volvió a trompicones al primer plano tras un traumático descenso a Segunda, y desde entonces Marsella ha sido un volcán en constante erupción. Allí los extremos se tocan, y de repente salta la chispa.

 

   Tras su vuelta a la élite, luego de purgar dos años en Segunda por amañar un partido de liga ante el Valenciennes en 1993, el Marsella le disputó hasta el último segundo el campeonato 98/99 al Girondins de Burdeos. Un gol in extremis de Pascal Feindouno en el Parque de los Príncipes para el conjunto bordelés echó por la borda las ilusiones del Marsella. Su entrenador de la época, Rolland Courbis, tardó pocos meses en abandonar el puesto. Era un equipo que tenía varios campeones del Mundo en sus filas. Marsella es muy impulsiva. No ganar remueve los cimientos. Siempre se han buscado grandes fichajes para aplacar la decepción. Pero, en los los últimos años, la gran referencia ha estado en el banquillo.

Full Story

Aitzindariak direlako
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

Image(09/06/2015)

 

 

 

 

Ainhoa Tirapu, Eli Ibarra, Irene Paredes, Leire Landa, Erika Vazquez. Euskal Herriko bost jokalari izango dira Kanadan jokatuko den emakumezkoen Munduko txapelketan. Aurrenekoz. Historia liburuetan agertuko dira, aitzindarien zerrendan.

 

   Espainiako selekzioa estreinakoz arituko da Mundialean. Europako hainbat herrialdek aurrea hartu zuten aspaldi: Alemaniak eta eskandinaviarrek, bereziki. Eskolan bultzatu izan da futbola eta jarduera hori aspaldi dago errotuta gizartean. Azpiegiturak eta babesa tarteko. Munduko txapelketaren harira, hango hedabideetako lerroburuetan azaltzen dira emakume futbolariak egun hauetan.

 

   Suedia, Frantzia eta Alemania goi-mailako selekzioak dira. Kanadara aspaldi iritsi ziren (Espainiako selekzioak txapelketa hasieraren bezperan lur hartu zuen). Euren egoitzetan egunak daramatzate prestaketa lanetan, ordutegi berrira moldatzen. Onenen artean lehiatzen ohituta daude herrialde horietako klubak, Txapeldunen Liga oinarri hartuta. Alemaniako taldeak nagusi izan dira azken urteetan Europan, titulu gehienak eskuratuta, eta jokalariak erakartzeko testuinguru aproposa sortu dute. Denboraldi amaierako ospakizunetan, Bayern Municheko mutilen eta nesken taldeko jokalariak elkarrekin ageri ziren hiriko udaletxean, Bundesligako garaikurrak zaleei eskainiz.

 

   Klub profesionalen egituran emakumezkoen taldeak sortzen eta bultzatzen ari dira azken urteetan. Gizonezkoen Bundesligan bezala, emakumezkoenean ere Bayern Munich eta Wolfsburgo ageri dira indartsuenen artean. Frantzian antzekoa gertatzen da, PSG eta Lyonekin. Kanadan parte hartuko duen Frantziako selekzioko hamazazpi jokalari bi talde horitakoak dira. Philippe Bergeroo ziburutarraren aginduetara arituko dira Kanadan. Mundialerako bidean ospe handiko garaipenak lortu dituzte eta trebatuak dira gorengo mailan. Frantzia hirugarren aldiz izango da Munduko Kopan.

 

   2003an jokatu zuen aurrenekoz Munduko txapelketa. Ingalaterra azpiratuta sailkatu zen lehen aldiz. Corinne Diacre kapitainak erdietsi zuen garaitzeko gola. Emakume horren adorea erabakigarria izan da bidean aurrera egiteko, aitzindaria baita hainbat alorretan.

Full Story

El álbum de cromos
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 3

CROMOSEn algún rincón siempre aparece alguna reliquia de aquellos tiempos en que los futbolistas vestían zamarras de algodón y colgaban del cuello cadenas plateadas. Algunos lucían largas cabelleras y tenían la mirada desafiante. Aún no se estilaban los pendientes y poco o nada se sabía de las pieles tatuadas. La imagen tenía una importancia relativa. La mayoría de ellos nos parecían lejanos en edad. Parecían muy mayores. El bigote era algo característico.

 

Algunos cromos parecían confiscados. Eran tan difíciles de encontrar que posiblemente no existieran. Otros se presentaban retocados, con los colores de su nueva indumentaria pintados sobre el original: una suerte de “último fichaje” a la carrera. Podían haber pasado días desde el cambio de elástica, pero aquello no dejaba de ser una faena, puesto que quedaba lejos todavía la irrupción de las nuevas tecnologías.

 

   Entonces, no siempre ganaban los mismos. Los partidos se escuchaban por la radio de forma conjunta y para las siete de la tarde del domingo la quiniela estaba completa. La Liga podía terminar en abril, y ganar la Copa de la UEFA era casi más difícil que levantar la Copa de Europa. Todo así de simple.

Full Story

La derrota más dolorosa
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 3

   ImageSuenan los himnos de rigor y la gestualidad, en algunos casos, resulta evidente: se masca la tensión. Es la responsabilidad de cargar con la exigencia del cartel. Eres favorito. La derrota es parte del juego, pero algunas suelen tener un trasfondo mayor: son las que se rebelan ante aquellas victorias que sólo daban para avanzar por una galería oscura, de juego gris y nervios a flor de piel.

 

   Todo el mundo ponía el foco del favoritismo sobre las dos grandes selecciones sudamericanas. No por su excelencia como equipo; más bien por pedigrí, escenario, y por contar en sus filas con dos futbolistas de excepción. Brasil juega en casa; Argentina no se siente extraña en el hogar del vecino. La albiceleste juega al lado de su morada y nada de lo que le rodea le resulta extraño ni ajeno. Está en su salsa. Con la motivación extra de poder arrebatarle la Copa a su gran rival en su palacio de Maracaná. Pero, brasileños y argentinos no las tienen todas consigo. No transmiten confianza. Colectivamente no emiten vibraciones convincentes, porque son ecosistemas a merced de dos futbolistas distinguidos: Neymar y Messi.

Full Story

La revitalización francesa
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 0 / 0

FRANCE Viendo el arranque, parece como si Francia hubiera llegado al Mundial con todas las certezas del mundo. A punto estuvieron de no hacerlo. Les salvó un partido épico en Saint-Denis, en una repesca más que comprometida con Ucrania. De no mediar aquel golpe de autoestima y convencimiento en el Stade de France, Francia seguiría relamiéndose las heridas de Knysna, el cuartel general del combinado galo en el Mundial de Sudáfrica, una convivencia de infausto recuerdo.

 

   Dos seleccionadores se cobró el motín de los futbolistas en la anterior Copa del Mundo. Raymond Domenech salió disparado por los acontecimientos, y Laurent Blanc, dos años después, en la Eurocopa de Ucrania y Polonia no pudo cambiar la atmósfera de pesar que provocó aquel desaguisado.

 

   Hubo estupendos futbolistas, como Jérémy Toulalan, que se quedaron en el camino. Blanc decidió apostar por la generación de 1987, con Karim Benzema a la cabeza, una hornada de calidad pero difícil. Samir Nasri, Hatem Ben Arfa y Jérémy Ménez comprometieron su carrera en la selección por culpa de un comportamiento reiteradamente inadecuado. Tras la eliminación de la Euro, Francia volvió a caer en la melancolía. Y su reputación quedó peor parada con aquel episodio de los internacionales sub’21 que se escaparon de Le Havre a Paris pocos días antes de disputar un partido decisivo en Noruega. Aquello también dejó futbolistas malparados. El peor, Yann M’Vila, mediocentro titular en la anterior Eurocopa, que terminó refugiándose en la liga rusa. Sólo Antoine Griezmann consiguió revertir una situación compleja, con grandes actuaciones en la Real que le han abierto las puertas de la selección absoluta.

 

   Francia necesitaba algo más que aire fresco. Precisaba un golpe de efecto moral, recuperar el espíritu de EQUIPO que le llevó a ganar el Mundial de 1998, contra viento y marea. Porque entonces tampoco lo tuvo fácil. Fue un proceso largo y delicado.

 

    Pocas noches tan nefastas para el fútbol francés como aquella gélida de noviembre en el Parque de los Príncipes de París. Los bleus tenían el billete para el Mundial de EEUU en la mano. Les valía el empate ante Bulgaria. Para ser precisos, con un punto ante Israel y Bulgaria como local les bastaba. Pero los galos perdieron ambos partidos. El definitivo en la última jugada del partido: Emil Kostadinov decapitó a una generación de futbolistas. Eric Cantona, David Ginola y Jean-Pierre Papin quedaron marcados en el proceso. Tres futbolistas con un tremendo peso en el fútbol francés.

 

  

Full Story

El espíritu de Sócrates
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

mundial brazil 2014Recordamos con dulzura aquellos años en que Brasil vivía el fútbol con alegría, de forma desinhibida, a ritmo de samba y esplendor auriverde. Recordamos al grupo de Telé Santana aquella calurosa tarde en Sarriá, jugando alegremente, sin advertir la presencia de un ave rapaz de vuelo ligero. Ese día Paolo Rossi planeó por el césped como un águila imperial, con tres zarpazos que lastimaron el sentir de la hinchada. La gente palpitaba con el juego de la selección canarinha, comandado por el estilizado Sócrates. Un filósofo de la vida y del fútbol. El Doctor Sócrates le llamaban. Doutor da Bola.

 

   Con su 34 de pie y longilínea figura, llenaba los ojos y corazones de la gente a base de pase, conducción y poderosa llegada al área. Acariciaba la pelota con la misma sensibilidad que trataba a  l@s niñ@s necesitados en su consulta de pediatría. La pelota era el toque místico de una personalidad deslumbrante que entendía la vida de otra manera. No podía ser que alguien coartara la libertad de decisión, impusiera la injusticia y alimentara la desigualdad.

Full Story

Mikel Etxarri: "Jagoba es un hombre tácticamente muy bien preparado".
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

  

 

 

 

 

Image

Mikel Etxarri es una eminencia en el mundo del fútbol. Un pozo de sabiduría y generosidad. Absorbe e imparte fundamentos a partes iguales. Siempre ocupado y preocupado por la pedagogía y la mejora constante. Como maestro de táctica, fue profesor del nuevo entrenador de la Real, Jagoba Arrasate; amén de su tutor, en el proyecto fin de carrera. Etxarri trabajó muchos años en la Real, como formador y director deportivo. El profesor habla de Jagoba y reflexiona sobre el club.

 

 

Que un técnico de Zubieta se haga cargo del primer equipo supone mucho para tod@s los que trabajáis en la base.

 

   Personalmente es motivo de alegría. Incluso, en algún proyecto

que tengo escrito por ahí, subrayo lo siguiente: “Al igual que se crea cantera de futbolistas, tarde o temprano se crearán canteras propias de entrenadores”. Con la idiosincrasia y estilo del club. Y creo que se podrían crear diferentes departamentos técnicos: tanto de entrenadores, como médicos, fisios, ojeadores... Un profesor de química, muy futbolero él, me dijo una vez que... “Yo, si fuera presidente, cogería a los mejores técnicos de la provincia y los metería todos en Zubieta. En el caso de que uno se quemara, se le podría dar continuidad a la idea, al estar impregnados del espíritu del club”. Se puede crear una cantera de técnicos.

 

¿Sorprende la decisión?

 

   Hay que felicitar al Consejo por la valentía que ha demostrado al poner un hombre de la casa en este momento donde se había logrado un hito. Es motivo de satisfacción. Sabemos cómo es el fútbol. Sabemos que los resultados pueden cambiarlo todo. Pero eso puede pasar con uno de casa como con uno que no lo es. El hecho que sea de Zubieta no significa que la temporada vaya a ser peor.

Full Story

Très bien joué, Philippe!
2 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

Image  El silencio comunica. Habla por sí solo. Del jolgorio al silencio a veces no hay nada. Una línea imperceptible. Sucedió en Anoeta. Aquel día la Real generó las suficientes situaciones de gol como para llevarse el partido ante el Granada. Hubo alegría durante ochenta minutos; y hubo descontrol en los últimos diez. Llegado el noventa la gente se agarraba a las barandillas, pero antes de eso ya estaba la suerte echada. La Real no ganaría aquel partido. Y finalmente no lo ganó: el mismo sentimiento que el día del Villarreal hace diez años, el del subcampeonato, cuando el conjunto txuri-urdin entró en tiempo añadido con 2-0 a favor. Al final, 2-2.

 

 

   La parroquia se disponía a celebrar un triunfo que respaldaba el cuarto puesto. La angustia final haría saborear aún mas la victoria. Pero en los Cármenes de Granada, esos patios adornados de lirios y jazmín, ya sonaba por bulerías el empate rojiblanco. El silencio del respetable cubrió Anoeta con una sábana de juramentos en la medianoche. ¡Nooooo! Los aledaños mostraban gentes caminando con la mirada perdida. Aturdidos. ¿Dónde quedaron los aplausos? El silencio sepultó el reconocimiento ganado a pulso. Es el fútbol.

 

   Vivimos sujetos al resultado. Nada o poco se percibe detrás de un revés. El ánimo funciona así. Pero siempre hay más, mucho más, detrás de un mal resultado. Queda la reflexión, el sentimiento de respuesta, queda el juego.

 

   La Real respondió cinco días después en Sevilla con victoria; y se rebeló ante el Madrid en un partido varias veces perdido, pero que terminó empatando. In extremis. Por convicción. Por puro juego. Por merecimiento. Porque los futbolistas, el entrenador, Philippe Montanier, y sus ayudantes creían. Han trabajado con la convicción de mejorar, con la pelota como argumento, y el atrevimiento de buscar la victoria sin tapujos. De forma organizada y veloz. Desenfadada.

Full Story

La amenaza monegasca
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

   Vuelve el AS Monaco, a golpe de talonario. Vuelve, tras purgar dos años en L2 una mala gestión deportiva que le llevó a compartir viaje con varios históricos que alguna vez fueron campeones de Francia, como él. Uno de ellos, el FC Nantes, también jugará en la L1 la próxima temporada. No han corrido igual suerte otros muchos clásicos en dificultades: Auxerre, Lens; o el club más antiguo de Francia, Le Havre.

 

   El retorno del Monaco a la máxima categoría era temido por el resto de inquilinos de la L1, por el poder adquisitivo de su propietario, el multimillonario ruso Dmitri Ryvolovlev, que nada más rubricado el ascenso ha comenzado a desafiar al PSG qatarí.

   ImageViendo lo que se podía avecinar, en las últimas semanas las instituciones futbolísticas del país galo plantearon la conveniencia de obligar al club monegasco a jugar con las mismas cartas fiscales que el resto de clubes del campeonato, para lo cuál debería convertirse en un club “francés” a efectos administrativos. Algún presidente de los importantes catalogó al club del Principado como “extranjero”.

 

   Pero éste no es un tema nuevo, porque el Monaco siempre funcionó así, con una situación de privilegio que conseguía atraer a grandes estrellas. Ahora, ese estatus de singularidad se ve potenciado por la chequera de un empresario ruso que quiere conquistar el fútbol de un acelerón. En primera instancia se abre la vía portuguesa de la mano del agente Jorge Mendes, que consigue juntar en la Costa Azul al cogollo del Oporto campeón de todo hace dos temporadas: Joao Moutinho y James Rodríguez llegan juntos desde Do Dragao a cambio de 70 millones de euros; y el gran goleador de aquel equipo, Radamel Falcao, completa la terna desde el Atlético Madrid, que recibirá los 60 millones de euros de la claúsula. Estas tres figuras de primer nivel se suman al joven prodigio argentino Lucas Ocampos, fichaje estrella de la presente temporada. Y se ultiman otras grandes adquisiciones, que prometen conformar el mejor plantel que el Monaco haya tenido en su historia. Palabras mayores. Porque el conjunto monegasco ha tenido grandes equipos.

Full Story

Elemental querido Watson...
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

ImageA lo mejor Sherlock Holmes estaría investigando a estas horas lo ocurrido el pasado sábado en Wembley. ¿Qué ocurrió? Igual que aquella tarde de primavera, hace 25 años. Volvió a pasar algo elemental: que el fútbol está abierto a cualquier cosa.

 

   El Wimbledon fue un equipo que asomó la cabeza a finales de los ochenta. No tenía hogar propio. Jugaba de prestado en Selhurst Park, campo del Crystal Palace. Su futbolista más célebre era Vinnie Jones, un tipo con aires de matón metido a futbolista. Sus bravuconadas eran célebres en el fútbol inglés. Era un grupo temperamental, donde comenzaba a dar sus primeros pasos Dennis Wise, el chico con más talento del equipo. Pero seguramente, los seguidores de aquel equipo rudo y directo dirían que no, que su héroe fue un norirlandés de nombre Lawrie Sánchez: el autor del gol que le dio el título de la FA Cup en 1988 al Wimbledon en el antiguo Wembley ante el poderoso Liverpool... El de Grobbelaar, el de Hansen, el de Barnes, el de Bearsdley, el de Aldridge... Aquello fue como un terremoto. ¡El Wibledon tumba al Liverpool!

 

   Hoy el equipo londinense ya no existe. Es parte de la galería de recuerdos de la ingente historia del fútbol británico. Un equipo singular que protagonizó un acto heroico.

Full Story

La mirada de Ravelli
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

ImageSiempre me llamaron la atención aquellos ojos. Eran muy expresivos. Lo mismo en la victoria que en la derrota. Aquel día se me quedaron clavados, como más tarde ocurriría cuando levitó en aquella tanda de penaltis ante Rumanía en el Mundial de Estados Unidos.

   Era un día de invierno, a principios de los noventa. Esa noche jugaba el Milan y había que buscarse la vida para verlo en algún lugar. Llovía a cántaros. Nos mojamos mucho en la búsqueda de algún sitio donde lo emitieran. Porque no jugaba un equipo cualquiera: era el Milan de Marco Van Basten.

 

   Llovía tanto que lo hacía sobre mojado. Calaba hasta las entrañas. Pero queríamos ver otra vez al bailarín holandés, una suerte de Nureyev convertido en futbolista. Y lo vimos. Por suerte pudimos ser testigos de aquel partido memorable en San Siro: AC Milan – IFK Göteborg.

 

   Aquello sucedió poco antes de que Van Basten tuviera que abandonar el fútbol por su maltrecho tobillo (lo hizo a los 29 años). Los suecos no eran un rival menor. Habían ganado la Copa de la UEFA en dos ocasiones la década anterior, y no conquistaron la Copa de Europa por las circunstancias… del fútbol. En San Siro se daba cita otra generación, los herederos de Strömberg, Corneliusson y los hermanos Hölgrem. Un equipo que tenía en la portería a su gran talismán: Thomas Ravelli.

Full Story

La cooperativa del gol
2 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

ImageLa grada se frota los ojos. El feliz tránsito por el juego se ha convertido en una fábrica de caramelos, y todos sonríen, como si fueran niños que salen del colegio. Las victorias crean ilusión, pero más importante que eso es cómo se llega a disfrutar de la dulzura, por medio de una trayectoria Real, bien estructurada, valiente y atractiva.

 

   El conjunto txuri-urdin que prepara Philippe Montanier vive embriagado de fútbol, y la hinchada se frota los ojos, con el mismo efecto que procura la lámpara. Salta a la vista un genio y sentencia: “hoy vamos a disfrutar con la pelota… y a ganar”. La redonda no guarda secretos. Este equipo ha ido construyéndose sobre una delicada baldosa, que antes, en los recientes y duros años, difícilmente soportaba un paso en falso; pero, en el trayecto, las soluciones y el método han desembocado en un mar de ilusiones.

 

   Había que ver ayer la sonrisa de la gente que poblaba la grada blanquiazul de Vallecas. Eran l@s mism@s que estaban en los peores momentos; l@s mism@s que alentaron al equipo aquel loco mediodía de empate a partes iguales, en unidades de a tres.

Full Story

La sonrisa de Safet, el artista
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

ImageEl pasado fin de semana se me vinieron muchos recuerdos de grandes momentos futbolísticos al ver la sonrisa plena de Safet Susic. Un hombre feliz. Porque si él sonríe, el balompié estará de enhorabuena. No se extrañen si el próximo mes de diciembre escuchan el nombre de Bosnia-Herzegovina en el bombo del sorteo para el Mundial de Brasil. El país balcánico celebra el 5 de abril el vigesimoprimer aniversario de su independencia, y lo hará con su selección de fútbol liderando el grupo G, camino de la Copa del Mundo 2014. Restan cinco partidos y aventaja en tres puntos a Grecia, a quien derrotó el pasado viernes en Zenica por 3-1. El jolgorio era evidente en el pequeño campo bosnio (con capacidad para poco más de 15000 espectadores), y allí en la banda estaba Susic, el seleccionador, loco de contento. Su país nunca ha disputado un Mundial. Él sí lo hizo. El formidable medio bosnio defendió la zamarra plavi de Yugoslavia en los Mundiales de 1982 y 1990. Entonces también había grandes futbolistas en aquella República que engrosaba el mapa de la antigua Yugoslavia. El gigante delantero Halilhodzic, el inolvidable central Hadzibegic, los gemelos Vujovic, el abnegado mediocampista Bazdarevic, el cazagoles Kodro, y el artista Susic: leyenda del entoces fútbol yugoslavo y mito viviente de Bosnia-Herzegovina.

 

   Es curiosa la trayectoria en los banquillos de algunos célebres futbolistas. Susic jugó básicamente en dos equipos, que le tienen en un pedestal. El Sarajevo fue su único club en la antigua Yugoslavia, y el PSG su altavoz en el concierto europeo. Es uno de sus futbolistas más idolatrados, si no el más; miembro de aquel equipo que ganó los primeros títulos del conjunto parisino. Le cubría las espaldas Luís Fernández. Susic tomaba la pelota e inventaba. Cualquier cosa. Cualquiera. Porque el cuerpo le funcionaba con la misma brillantez que su privilegiada cabeza. La final de Copa de 1983, con una extraordinaria maniobra cerca de la frontal que terminó con la pelota en la red, después de hechizar a los defensores del Nantes con su extremada habilidad; o el primer título liguero en 1986, son dos de los grandes hitos que jalonan la curiosa historia de un club peculiar desde su propio nacimiento y existencia. Susic estaba allí. Él propició el cambio de dimensión, convertido en el gran príncipe del Parque. Ahora, cuando en lo alto de una de las tribunas se lee aquello de ici c’est Paris, no estaría de más recordar aquello de: ici jouait Safet Susic.

Full Story

Desde la segunda línea
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 1

ImageLlegar por sorpresa. Llegar, no para quedarse, sino para seguir profundizando. Sin fijar etiquetas. Transitando por la senda correcta se llega a buen puerto. Poder disfrutar en el camino tras años de zozobra suena a música celestial.

 

   Un buen puñado de equipos que no hace mucho jugaban en la categoría de plata se encaraman a los primeros puestos de la Liga. Varios de ellos porfían ahora mismo por el cuarto puesto, sinónimo de Champions League: Málaga, Real Sociedad y Betis. Con el Rayo Vallecano al acecho, y el Valladolid también completando una buena temporada. Todos ellos tienen un denominador común: llegaron para progresar por la senda del buen gusto después de mitigar penurias económicas muy serias.  Todos proponen cosas interesantes.

 

   Echando un vistazo al banquillo vemos nombres que se asocian al buen fútbol: Manuel Pellegrini, Philippe Montanier, Pepe Mel, Paco Jémez y Miroslav Djukic. Especial mérito tienen los técnicos del Betis y Valladolid, que sacaron a sus equipos de Segunda tras largos meses sin cobrar. Mel y Montanier se jugaron un pulso que parecía fratricida hace un año, como una moneda al aire. Pero el resultado, en algún caso, y las circunstancias en otro, propiciaron que ambos siguieran en su cometido. Lejos de perderse en el trayecto, han caminado juntos hasta volver a desafiarse, ahora en las alturas. Es el fútbol,  imprevisible como la vida misma.

Full Story

Viento en popa a toda vela
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

ImageEn los momentos previos al derby entre el Athletic y la Real un gesto de incredulidad se palpaba en el sentir general a orillas del Urumea. “¡No juega Vela!”. Los mensajes cruzados protagonizan la previa del partido: “¿Tiene algún problema Vela?”, preguntaba la gente. El oficio, tan dado a crear etiquetas antes de, ideó hace tiempo uno de tantos para definir una acción impopular del técnico: “¡Ataque de entrenador!”, le dicen.

 

   En la temporada 2008/09 el conjunto txuri-urdin rendía visita al Nuevo Castalia con tres triunfos consecutivos en su haber. Tenía que ganar al Castellón para creer en un ascenso que, finalmente, no fraguó. Cuando se supo el once que iba a alinear el entrenador de la Real aquella tarde, el clamor rescató el epíteto. Juanma Lillo dispuso un frente ofensivo que reunía a Moha, Xabi Prieto, Sergio y Marcos. En la previa nadie disimuló su malestar ante aquella elección: desde los responsables del club, pasando por medios de comunicación y la propia afición.

 

   En un contexto donde las lecturas principalmente parten del resultado final, existe la costumbre de valorar e imaginar el partido antes de que el colegiado proceda al pitido inicial. Entonces pitan los oídos. Pero, al final, todo depende del desarrollo y de los guarismos.

 

   Aquella tarde en Castellón, sin delanteros específicos de salida, la Real conseguiría su cuarto triunfo consecutivo: ganó 0-3. Primero marcó Xabi Prieto. Agirretxe saltó al campo a falta de media hora para el final, y el delantero de Usurbil convirtió el segundo. Marcos, el futbolista cedido por el Villarreal, anotó el tercero.

 

   Carlos Vela pasa por ser el futbolista desequilibrante de la Real; su goleador más prolífico, en un equipo donde el gol está repartido como en ningún otro sitio: la definición llega desde todas las líneas.

Full Story

Rojo a muerte
2 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3.5 / 2

ImageEs verdad que igual habrá gente que vea nuestros partidos por la tele y diga: ¡pues no me gusta cómo juega Osasuna! Pero somos equipo que compite bien. Somos equipo que al contrario le dejamos hacer muy poquito. Casi no nos hace ocasiones de gol. Mientras tengamos esa fortaleza, vamos a insistir”. Son palabras del entrenador del peor equipo realizador de Primera (20 goles); el cuarto que menos tantos ha encajado (27), como el FC Barcelona.

 

   José Luis Mendilibar va introduciendo matices en un equipo sufrido y abnegado hasta la extenuación.¡Osasuna! Suena en la megafonía del viejo Sadar, y la grada comienza a rugir: “No podrán parar a Patxi Puñal...”, un grito de guerra que nunca cesa, porque como dijo el míster el pasado viernes: “Aquí no sobra ni Dios”. Todos empujan: los que juegan, los que esperan en el banquillo, los que se sientan en la grada.

 

   De farolillo rojo pronunciado durante la primera vuelta, a escarabajo con maillot de lunares rojos (recordando a los célebres escaladores colombianos) en los albores de la segunda vuelta. Osasuna tomó el farolillo en la mano para alumbrar un paso complicado, pero con huella firme. Desde la seguridad defensiva, hay un equipo en Primera que saca chispas a su escasa producción atacante.

Full Story

El tiempo del fútbol
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.25 / 4

Image

Los óptimos resultados, fruto de un juego bien estructurado, han elevado la confianza de los futbolistas de la Real a cotas muy elevadas. Es una concatenación de circunstancias: un estilo que ha ido madurando con la cosecha de puntos; propuesta consistente, fortalecida en la experiencia de los peores días, cuando en un momento dado parecía tambalearse; pero el tiempo, la paciencia, han terminado por relanzar una idea que ha florecido con buenos réditos. Resultados y propuesta futbolística se retroalimentan.

 

   La Real va dando pasos al frente con la pelota: en casa y lejos de Anoeta. Este proceso corrió el riesgo de cortarse hace un año cuando una derrota más habría dado al traste con el trabajo de Philippe Montanier. Aquel día la moneda casi cae de canto; Pepe Mel cargó con la cruz, que parecía iba a terminar con su periplo en el banquillo del Betis. Pero un año después, ese escenario agónico se ha convertido en todo lo contrario: fuente de alabanzas. Hoy todo el mundo mira con sumo gusto a la Real y al Betis.

 

   Montanier llegó a club txuri-urdin en un momento crucial. Se buscaba otro camino (uno más en muchos años), con un técnico que poco tenía que ver con su predecesor (algo tantas veces repetido en el fútbol). En las duras capeó el temporal, y cualquier medida de urgencia por el resultado más inmediato habría generado, quizá, otro giro argumental. Pero el viento fue cambiando de dirección; y a pesar de la música de viento y las voces contrarias que de cuando en cuando han venido poblando el estadio para censurar la labor del entrenador, al final la idea ha tenido tiempo para tomar cuerpo, y ahora el equipo rezuma confianza en la propuesta, amable a la vista y muy productiva.

Full Story

Fútbol en medio de la guerra
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

ImageSe toma como algo normal ver a Malí compitiendo en la Copa de África, mientras el país está sumido en el enésimo conflicto con intereses externos. Recientemente, una prolongada sequía castigó con dureza toda la zona del Sahel, problema invisible para las gentes del otro lado del mundo. Ahora, ante otro tipo de contingencias, Francia entra en liza con vehemencia. Intereses propios en juego.

 

 

 

   Malí fue otro territorio diseñado al antojo de la metrópoli dominante. El enésimo estado artificial cuando en 1960 consiguió su “independencia” de Francia.La influencia gala es incuestionable: una relación dependiente. Conocida antiguamente como el Sudán francés, el conglomerado de territorios agrupados bajo el nombre de Malí tiene la espada de Damócles sobre su cabeza. Los intereses coloniales determinaron las fronteras de África al brillo del precioso metal. La riqueza de las materias primas y el sentido estratégico marcaron las coordenadas de la nueva organización del continente. No se tuvo en cuenta la naturaleza de los pueblos; daba igual que fueran mandingas, bambaras, malinkes, o tuaregs. En Malí se mezclan quince etnias diferentes, en un país con abrumadora mayoría musulmana.

 

   Encenderé un fuego para ti, el libro del profesor gallego José Carlos García Fajardo, tiene como punto de partida Malí, en su maravilloso viaje hacia Tombuctú. La monumental ciudad de arcilla fue el gran núcleo de la cultura musulmana en África allá por el siglo XIV, cinco siglos antes de que llegaran los franceses.

 

   Los conflictos en África tienen que ver con su naturaleza compleja, con la dificultad de las relaciones y con los intereses tanto internos como externos. Los derechos e intereses de las comunidades van por un lado; mientras, los anhelos y negocios externos viajan por otra vía. Los problemas de las gentes, los perjuicios que puedan sufrir la cultura y costumbres de l@s nativ@s, la vulneración de los derechos humanos, no tienen demasiado eco al otro lado del planeta. Los beneficios marcan la pauta.

 

   Hace veinte años, Yugoslavia vivió una guerra cruenta que afectó de lleno al deporte de aquel país. La selección plavi (azul en serbio) se había clasificado para disputar la Eurocopa de 1992 en Suecia, pero, pocos días antes de arrancar el torneo, Naciones Unidas le excluyó de la competición. Llamaron en su lugar a Dinamarca, a la postre campeona de Europa. Como Jeannot, ocho años antes con la selección francesa.

Full Story

Goles postrados
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

ImageEl gol se vende caro en la Copa de África. Los grandes goleadores apenas dan señales de vida. Quizá, porque muchos de ellos, la mayoría, se quedaron en casa, con Samuel Eto’o a la cabeza. En ausencia del camerunés,Didier Drogba es el artillero estrella de la competición. Sin embargo, asoma huérfano dentro del área.

 

 

   Los barcos duermen acostados. El crudo invierno los tiene maniatados en el muelle. Los pescadores que llegaron de lejos se agolpan en la orilla, entretenidos con el partidillo de los chavales. Se tienen que conformar con ello, porque esta vez su selección ha plegado las velas y no podrán animar a sus chicos.

 

   En el casco viejo de Bilbao se acerca Pape, provisto de relojes y cinturones. Sus ojos brillan cuando habla de fútbol. “Demba Ba no está en la Copa de África, ¿cómo es posible?”, pregunto. “Tampoco Pappis Demba Cissé”, responde con cierta desazón. La verdadera intención de la pregunta era saber por qué falta Senegal en la Copa de África. Entonces me vino al recuerdo aquella conversación con Babacar en Tarifa: “El-Hadji Diouf es nuestro mejor delantero”, me decía. Cada generación venera a sus ídolos.

 

   Los senegaleses cargan con el invierno huérfanos de goles; carentes de los goles que cada dos años les estimulan a sentarse por estas fechas en torno a la televisión comunitaria, llenos de colorido y jolgorio. Esta vez se tienen que conformar con disfrutar del juego, a veces de sus rivales más encarnizados. Mientras, Demba Ba sigue metiendo goles con el Chelsea; Papiss Demba Cissé intenta sacar adelante al Newcastle; Moussa Sow marca con el Fenerbahçe; Dame N’Doye hace lo propio en el Lokomotiv Moscú; Ibrahima Touré en Mónaco; Pape Moussa Konaté convierte en el Kuban Krasnodar... Hablamos, quizá, de la mejor escudería de artilleros del continente.

Full Story

La tierra de Madiba
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4 / 2

ImageSudáfrica se abrió al mundo a través del deporte. Primero fue el Campeonato del Mundo de rugby (1995); luego, la Copa de África de fútbol (1996); más tarde el Mundial de fútbol (2010); y ahora vuelve la Copa de África (2013). La aportación de Nelson Mandelaal desarrollo del país sometido durante el infinito por el apartheid ha resultado fundamental.

 

 

 

   Estábamos citados con John Carlin en Johannesburgo aquella fría mañana de junio. Era invierno en el hemisferio sur. Un día muy señalado: se cumplían quince años del triunfo de Sudáfrica en el Campeonato del Mundo de rugby que ellos mismos organizaron. La célebre película Invictus, dirigida por ClintEastwood, copó las pantallas en 2010. Un film basado en el gran libro Playing de Enemy, creación del periodista y escritor John Carlin. Las vivencias de Mandela son de novela, y el escritor quiso contar la historia vital de Madiba desde las propias entrañas. El Factor Humano, es el título de la versión española de la obra. Carlin conoce muy bien a Mandela y quiso remarcar desde el principio su aportación decisiva al país del arcoiris: “Evitó una guerra civil”, con el deporte como punto de partida.

 

 

   En 1995 Sudáfrica organizó el Mundial del balón ovalado. Siendo un deporte abrumadoramente mayoritario entre la comunidad blanca, el presidente Mandela hizo un llamamiento para compartir sentimientos, dejando de lado el dolor que había provocado el sometimiento de los blancos. “Consideraban a Mandela como Ghandi o una especie de dios. Pero en el fondo fue un político muy pragmático. Desde la inteligencia logró convencer a la gente y Sudáfrica miró al futuro”, comentaba John Carlin.

Full Story

Aires de libertad
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.75 / 4

ImageLa primera edición de la Copa de África se disputó en Sudán.Corría el año 1957. Egipto se alzaría con la primera corona continental. En aquel torneo participaron únicamente tres selecciones: Sudán, Egipto y Etiopía. África luchaba por sacudirse el dominio colonial y el fútbol fue una herramienta eficaz para soltar amarras. En ese contexto, los futbolistas de Argelia se convirtieron en héroes inmortales.

 

 

   Rachid Mekhloufi y sus compatriotas futbolistas abandonaron Francia una noche de 1958. Lo hicieron por la puerta de atrás, de forma clandestina. Al poco de trascender la noticia fueron tildados de traidores por los dominios del hexágono. Mekhloufi y sus compañeros no se sentían franceses. Llevaban una vida cómoda en la metrópoli, eran ídolos de masas, pero no vivían felices. Sus raíces estaban en otra parte. Durante mucho tiempo se habían plegado al canto del gallo, hasta que decidieron poner tierra de por medio.

 

   El punto de encuentro fue Saint-Etienne. Mekhloufi era el estandarte de Les Verts, el club francés que tomaría el relevo de las grandes hazañas del Stade Reims. “Aquellos futbolistas eran los Platini o Zidane de la época”, apostilló un día el periodista francés Jacques Vendroux. Rachid Mekhloufi funcionaba como faro; campeón del Mundo con el equipo militar francés en 1957. Cuando le propusieron tomar la pelota y volver a la tierra de sus padres, cerró los ojos, para lanzarse seguidamente a un viaje apasionante. “Cuando escuchábamos el himno de Argelia sentíamos algo muy profundo. Aquello era otra cosa”, confesaba Mekhloufi años después.

 

   Rachid lucía su bigote característico al lado de otros mitos contemporáneos del fútbol galo como Raymond Kopa o Just Fontaine. Juntos preparaban la Copa del Mundo de Suecia, en 1958. Mekhloufi era un eslabón importante del combinado bleu. Pero pudo más el sentimiento, el compromiso por la libertad, y junto a sus compañeros que jugaban en el campeonato francés aterrizaron en Túnez, vía Ginebra. En el hotel Majestic de la capital magrebí nació el equipo de la revolución argelina: FLN.

Full Story

Latidos de Bolivia
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

 

ImageLas instalaciones de Blooming, uno de los equipos importantes de Santa Cruz, dan fe de la precariedad del fútbol boliviano. Mucho por hacer para mejorar unas estructuras precarias que retrasan el desarrollo del balompié en el país del altiplano. Apenas alguno de los equipos importantes del país asoma competitivo en la Copa Libertadores: alguna vez Bolívar, rara vez Oriente Petrolero, como Blooming. Estos dos últimos son los equipos más representativos de Santa Cruz, la ciudad mejor equipada del país, en pleno oriente, enclave de la oligarquía boliviana.

 

   Es martes por la tarde. El viento sopla con la misma cadencia y persistencia que en la Patagonia argenina. Es inherente al lugar. Cielo encapotado, nada que ver con el azul celeste de Blooming. Hierba alta, terreno desigual, la pelota se siente descontrolada en pleno entrenamiento del seleccionado sub’20 que prepara el inminente sudamericano sub’20 en Argentina. Es un día especial. Entrenan a las órdenes del Profesor Azkargorta, un hombre con tremendo prestigio en Bolivia, su otra patria. Y es un día especial, también, porque van a recibir la visita del Diablo. Nada que ver con la mitología ni la fábula. Se trata de Marco Antonio Etcheverry, aquél zurdo endiablado, integrante de la gran selección boliviana que acudió a la Copa del Mundo de EEUU en 1994. Toma la palabra uno de los discípulos aventajados del célebre bigotón: “Chicos, ustedes deben dar gracias a Dios por poder estar a las órdenes del profe. No desaprovechen la oportunidad…”. El mismísimo diablo se encomienda a la divina providencia. Nos hacemos cargo de la dimensión que tiene Xabier Azkargorta en Bolivia. Seguidamente llega el turno del adjunto del profesor, Marco Sandy, otro componente de la generación del 94. Los aprendices escuchan con atención. Hablan los héroes que coparon titulares y se convirtieron en leyenda cuando ellos apenas habían visto la luz.

 

   Etcheverry  tuvo un paso fugaz por la liga española: jugó en el Albacete de Benito Floro. El el Mundial su participación fue testimonial, al ser expulsado en el partido inaugural ante Alemania al poco de saltar desde el banquillo. Ello le dejó fuera de combate para el resto de la competición. Conmueven sus palabras en referencia al equipo, y sobre todo a su compañero de habitación y “hermano” Erwin “Platini” Sánchez. “La víspera de jugar contra España (el partido decisivo del grupo), Erwin tenía 39,5 de fiebre. Deliraba. Llamamos al médico y teníamos claro que no podía jugar el partido. Pero al día siguiente al verle correr por el campo como un chico de 15 años me quedé sorprendido. Esas cosas las valoro mucho”. El protagonista recuerda el trance con orgullo: “Marco y el profe Azkargorta me dijeron que no podría jugar. Pero la voluntad de ayudar al equipo podía con todo. Al final pude alinearme. Y el premio fue poder marcar el primer y único gol hasta el momento de Bolivia en una Copa del Mundo. Siempre resalto este ejemplo, porque al final quien trabaja duro consigue su recompensa”. Hablaban los dos máximos exponentes históricos del fútbol boliviano. Conmueven las palabras de Etcheverry, fundamental en la fase de clasificación sudamericana, lesionado de larga duración y sacrificado hasta la extenuación para poder llegar a la cita mundialista, y seguir las evoluciones desde el banco, como un hincha más de sus compañeros.


 

Full Story

Futbolaren ertzetik
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 5 / 2

ImageOlatuak itsasoan bezala. Ertz batean indarra hartzen hasi, beste aldean hausteko. Baloia sareetan harrapatuta, arrainak bezala. Gola. Hegal batean hasi eta bestean buka. Ezustean.

 

   Denbora agortzear denean, porrota ate joka datorrenean, horrelakoak gerta daitezke: atzeko hegal batek jokaldia, atzeko beste hegalekoak gola. Estrategian ez bada, arraroa. Anoetan gertatu zen larunbatean. Eta, beste behin, atzeko hegaleko jokalarien garrantzia agerian geratu zen. Ilun sumatzen ditugu, defensa-lanean espezialistak; baina erasoan baliabideak erakusten dituen hegalekoak aiztoaren funtzioa betetzen du, urrunetik datorrelako, ustekabean.

 

   Horregatik, interesgarriak dira oso ibilbidea aurrez-atzera egin duten futbolariak, atzez- aurrera eragingarriagoak izateko. Jordi Albaren kasua eredugarria da. Bartzelonak argi erakutsi du atzealdeko hegal zorrotzen garrantzia: Alves, Adriano, Abidal, Montoya… Beti ustekabean, gauez eraso egiten duen gudarostea bezala. Real Madril, aitzitik, hankamotz dabil esparru horretan Marcelok min hartu zuenez geroztik. Ihesbide oparoa zuen ezker hegaletik talde zuriak, baina orain irtenbide bat gutxiago dauka. Eta ez da nolanahikoa. Ezustekoa.

Full Story

Laranja gozoak
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3.5 / 2

ImageEuri zaparradaren ostean, eguzkia Valentzian atera zen. Laranja artean ibili da Reala aste honetan. Garratzak Anoetan, Kordobaren eskutik; gogoangarriak Mestallan, borobil-borobilak eta gozo-gozoak. Laranjak alde batera, laranjak bestera. Ez zen besterik.

 

   Soldadok gola eta laranjak ustelak ote ziren galdezka hasi zen jendea. Baina Realak urrats bat aurrera egin zuen, baloia hartu, eta diagonalak marrazten hasi zen berdegunean. Mugimendua zegoen baloiaren aurretik. Hausturak egiteko grina erakutsi zuten laranjaz jantzitako deabruek.

 

   Xabi Prietok futbolaren gozoena dastatu zuen, aspaldiko partez. Barrutik. Hutsuneengatik buruhausteak espero direnean, irtenbideak aurkituz gero, buruko mina beharbada gero dator, aukera egin behar denean. Euskarrian nor? Horixe zen kezka nagusia: Zurutuza eta Pardo. To! Eta horien aurretik, XP, Griezmann, Vela eta Ifran. Jokalari erasokorrak guztiak ere.

Full Story

Euri zaparrada!
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 1

   Asteartean, euri zaparradaren erdian, beste aldeko itzalak ikusirik, bakarren batek pentsatuko zuen: alerta laranja! Haize bolada espero zen Anoetan; haize bortitza, baloia ondo mugitzen duen Bigarren mailako taldea argudiorik gabe uzteko. Euria, euri gehiago, berdegune bizkorra, jokalari teknikoak, biziak, Andaluziako talde bat aurrean, “zelai lehorretan trebatua” pentsatuko zuten hainbatek, baina topikorik ez Anoetan! Ito, azkenean, etxeko taldea egin zen, urak eta ezinak aurrean eramanda.

 

   Bigarren mailan ere jokatzen da. Kordoba jokatzera etorri zen. Ez ziren atzean sartu andaluziarrak eta Realak ez zuen aparteko grinarik erakutsi kanporaketa aurrera ateratzeko. Egia da bi eta hutsekoa ez zela urrun ibili lehen zatian, baina, joko aldetik, sentsazioa ez zen onegia. Ez zuelako zirt edo zart egiteko partida ematen. Realari martxa bat do bi gehiago falta izan zitzaizkion. Ez zuen aurkaria goian estutu, erasoko jokalariek apenas egin zuten hausturarik; mugimendu gutxi baloiaren aurretik, finean.

 

  Image Aurreneko golak ez zuen Kordoba desorekatu; Realak are gutxiago. #aurreraKopankanpainak ez zuen zelaian islarik izan. Ez, behintzat, grina aldetik. Partidak ez dira sare birtualean jokatzen, eta kanpoko zalapartak gabeziak agerian uzten ditu askotan. Realak baditu gabeziak; hobetzeko asko dago oraindik.

 

   Jose Luis Mendilibarrek, joan zen astean, Realaren aurka jokatu aurretik esandakoa: “… Rayoren kontra eroso aritu ziren txuri urdinak, aurreneko bi golen ondoren. Aurretik kanpoko taldeak izan zuen aukeraren bat, eta gola sartuz gero, segur aski bestelako neurketa izango zen. Guk ez diegu jokatzen utziko”. Astelehen hartan zaleak piztuta atera ziren Anoetatik. Gora begira. Ostiralean Osasunak bere entrenatzailearen asmoak bete zituen. Jendea etsita atera zen Anoetatik, zerua ukitu ezinik. Kopa partidarako animoak pizten ahalegindu ziren birtualki, baina zelaiak erakutsi du zaleek eskatzen dituzten jokalariekin ere Realaren jokoak gorabeheratsua izaten jarraitzen duela. Batera zein bestera, erregulartasuna falta du taldeak; jarraipena falta zaio, eta Kopako partidan gertatu bezala, grina ere bai, hainbatetan. Aurrelariak ez dabiltza fin ate aurrean. Euren konfiantzan eragina du horrek. Griezmann zerua bezala aritu da azken partidetan, grisa; Xabi Prieto itzalita dabil, Chory Castro  motel…

Full Story

El contraste sueco
5 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

ImageZlatan Ibrahimovicno suena a nórdico. Ni el nombre, ni el apellido, ni siquiera su conducta parecen escandinavos. Hijo de emigrantes balcánicos (el padre es bosnio y la madre croata), se abrió camino en la difícil barriada de Rosengard, en Malmö, cruce de innumerables culturas. Zlatan, básicamente, se relacionaba con hij@s de otras procedencias. Pero tod@s ell@s coincidían en lo mismo: habían nacido en Suecia. Un país muy frío y con poca luz en invierno, que explota en colores cuando llegan las estaciones más suaves y calurosas. El denominador común para los chic@s del barrio era la pelota: cualquier día del año, cualquier hora del día. Y allí estaba siempre Zlatan, el chico que se sentía superior al mundo, capaz de competir contra su propia sombra. En aquel ambiente callejero esculpió el gigante sueco su complicada personalidad.

 

   El gol que le marcó a Inglaterra en Estocolmo es uno más de su excelso repertorio de solista. Se le recuerdan goles imposibles en casi todos sus equipos, y son muchas las camisetas que ha besado en su carrera. Desde Malmö hasta París, pasando por Ámsterdam, Turín, Milán (en ambas orillas), y Barcelona. Tijera y traje a medida para los ingleses que se quedaron sin aliento el pasado miércoles. Zlatan fue otra vez Zlatan. Por algo eligió ser solista dentro de un juego colectivo; porque no nació para ser uno más, siempre el más diferente entre los compañeros. Por eso no entendió que en Barcelona hubiera otro como él, genial y extraordinario. Entonces, decidió batirse en duelo con su propio compañero y salió esquilmado. Su carácter no le permite vislumbrar otra sombra que no sea la suya propia. Pero la vista y los sentidos no entienden de esas cosas; por eso Ibrahimovic es un artista reconocido del balón. Se juega a lo que el quiera.

Full Story

Resultados y decisiones
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 1 / 1

ImageMuchos esperaban una nota anunciando el final de vínculo, pero, tiraron de memoria para alimentar el crédito. Fue campeón de liga hace dos temporadas con el segundo gran estandarte del fútbol europeo; subcampeón doméstico el pasado ejercicio. Hoy deambula en la zona media baja de la clasificación. Sin autoridad en la Champions, desnortado en el Calcio, el Milán, por boca de su administrador delegado Adriano Galliani, ha respaldado a su entrenador Massimiliano Allegri: “Evidentemente no estamos contentos, pero cambiar de entrenador no nos asegura que las cosas vayan a cambiar. Allegri ha hecho un buen trabajo en las dos anteriores temporadas”.

 

 

   El conjunto italiano perdió el pasado sábado en San Siro ante la Fiorentina (1-3), en otro partido decepcionante de los hombres de Allegri. La dirigencia asume que el club, quizá, ha cambiado de dimensión, tras desprenderse de pesos pesados de gran magnitud. Y los que se han quedado, junto a los nuevos, distan mucho de tener el aura que desprendía hasta hace poco el equipo de las siete Copas de Europa. Hay que asumir la realidad y volver a crecer por otros derroteros. La duda estriba en saber si los delicados paladares de la parroquia rossonera entenderán el mensaje.

 

   Esta lectura de los acontecimientos en el club milanista enriquece el debate sobre el futuro de un entrenador en las duras (aunque veremos si la coherencia aguanta más avatares). En la Liga española los buenos resultados se han aliado con tres entrenadores que acometían la undécima jornada muy discutidos. Uno era Juan Antonio Anquela, técnico del Granada. Su equipo le ganó al Betis en el Benito Villamarín, mostrando empaque y determinación. El retorno de Dani Benítez afila las armas de ataque. Un pasador preciso y dañino. El técnico jiennense venía de realizar una labor extraordinaria a los mandos del Alcorcón. El Granada no terminaba de arrancar, pero el viernes demostró tener alma, juego y capacidad. El triunfo alimenta el buen trabajo del conjunto.

Full Story

Emaitzen bidegurutzean
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3.667 / 3

ImageMontanier, dimisión”beste behin, Anoetan. Emaitzaren berotasunean. Sentsazioak alde batera utzita. Sua, beharbada, piztuta zegoen, haserrea gori-gori, Kordoban gertatutakoaren ondoren.  Joan zen denboraldian Mallorcan  bezala, agian. Baina hau ez da berria, Kopan horrelako atsekabeak aspaldikoak baitira: Irundik, Mirandara.

 

   Behin batean, galdutako bide baten bila zebilen Reala. Galbidera eraman zuen bide okerra ahaztu nahian. Koherentziari eutsi eta etxeko baratzari atea zabaldu zion. Zuhurtzia behar zen; baina, ororen gainetik, sinistu. Bertako fruituekin klubaren osasunak hobera egin zuen, ibilian garatzen hasteko. Gazteen bilakaera bultzatu eta jokoa aberasteko Frantziako ligara jo zuten, Raynald Denoueixen emaitzak eta metodoa gogoan. Baina, ordukoarekin alderatuta, haztegia zen oinarria oraingo honetan. Erdigunetik, harrobia egitasmoaren oinarri.

 

   Ikasketa eta garapen prozesu honetan, bataz-beste, etxean hazitako zazpi-zortzi bat jokalari ari dira hasierako hamaikakoan. Fitxaketen ekarpenari dagokionez, kontuak-kontu, zaharrak berri, oraingoz. Eta errezeloa aulkian: hainbatek, Martin Lasarte uruguaitarrak betetako helburua mahai gainean jarri eta Diego Rivasen auzia ardatz hartu zuten entrenatzaile aldaketaren inguruko desadostasuna azaltzeko.

 

   Ageri ziren Asier Illarramendi eta Ruben Pardo (gutxiago), ageri Javi Ros (are gutxiago), eta halako batean amaitu zen Mikel Aranbururen ibilbide profesionala. Illarra ari da bidea egiten, bere tokia guztiz zehaztu gabe: euskarri finkoa, erdiko atzelarien aurretik kokatu beharrekoa, ala figura horren osagarria ote den ondo jakin barik. Gorka Elustondo eta Markel Bergara min hartuta daudela kontuan hartuta, euren ibilbide gorabeheratsuaren erdian, oreka bilatzeko lema Illarrak hartu beharko du, argi eta garbi, interferentziarik gabe, berak gustuko duen tokian: defentsaren aurretik, jokoaren iturburuan. Baina nork lagunduta? Pardok, Rosek… Nahasketa berri bat egin beharko du Philippe Montanierrek. Izan ere, erdiko bidea arantzaz beterik dago: aipatutako hutsuneez gain, min hartu arte taldeari sakontasuna eta arima ematen ziona ez da jarraipena izaten ari (David Zurutuzak gaisorik hasi zuen denboraldia eta Benito Villamarinen hautsi zen). Zuru, azken denboraldietan, gehien hazi den erdilaria da, eta bere ekarpena nabarmenda da. Antoine Griezmann, jokoari gatza eta piperra ematen dion deabrua ere ez dago jokatzeko moduan. Eta hortik aurrera zaharrak berri: Xabi Prieto laino artean dabil aspaldi (ez kanpotik, ez barrutik), fitxaketak ikusteke (Jose Angel, Chory Castro eta aspaldiko Diego Ifran misterio bat dira).

Full Story

No sólo Radamel
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

ImageLe dicen el mejor 9 del momento: Radamel Falcao García,  depredador del área. Curiosa circunstancia: el máximo goleador de las dos últimas ediciones de la Europa League (con récord histórico de dianas en la 2010/11 con la elástica del Oporto: 17 realizaciones) descansa, por ahora, en la segunda competición continental y se expresa de forma implacable en la Liga y en el grupo clasificatorio sudamericano para la próxima Copa del Mundo. Radamel, el ariete especializado en ganar finales: marcó el gol que le dio la última corona europea al Oporto (ante el Sporting de Braga en Dublín); convirtió dos dianas en la última final de la antigua Copa de la UEFA (ante el Athletic en Bucarest); y puso su rúbrica al título de la Supercopa de Europa con tres goles de zurda (ante el Chelsea en Mónaco). El otro día sumó otra faceta a su tremendo repertorio, dejando claro que sus golpes son francos, certeros a más no poder.

 

   Hubo una época, no muy lejana, donde el fútbol colombiano no conseguía sacar la cabeza. Quizá porque adolecía de punteros que tuvo hace no mucho y vuelve a tener ahora. Nos trasladamos a la época más gloriosa del balompié colombiano, con la obra cumbre del seleccionado dirigido por Francisco Maturana. Aquel 5 de septiembre de 1993, en el Monumental de la barriada bonaerense de Núñez, un grupo de futbolistas dirigidos sobre el campo por el Pibe Carlos Valderrama escenificó una de esas noches inolvidables de fútbol. Era la última jornada de la clasificatoria para el Mundial de Estados Unidos. Argentina y Colombia buscaban lo mismo: ganar para validar el billete mundialista. La albiceleste contaba en sus filas con gente tan acreditada como Ruggeri, Redondo, Simeone o Batistuta. Alfio Basile era el seleccionador.

 

   Colombia venía de amagar en la Copa del Mundo de Italia, con nuevos valores en su frente ofensivo. Uno destacaba por encima del resto, por su asombrosa gama de virtudes: Faustino Asprilla. Tenía una velocidad de gacela y su elasticidad le convertía en un delantero de goma. Aquel día marcó dos golazos, Freddy Rincón sumó otros tantos, y Adolfo “Tren” Valencia añadiría el quinto, para un triunfo apoteósico: 0-5 en el Monumental de River. Hasta el propio Diego Armando Maradona, presente en el campo, aplaudió el recital de los cafeteros.

Full Story

Buscando un espíritu de equipo
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4 / 2

Image« Esprit, êtes-vous là? », es la gran pregunta que lleva haciéndose la Francia futbolística durante mucho tiempo. El balompié galo no encuentra el camino correcto para desarrollar un estilo que le haga reconocible. Lejos de las grandes escuderías, melancólico desde aquella infausta tanda de penaltis ante Italia en Berlín, el recuerdo de las grandes tardes de Zinédine Zidane terminan difuminando la realidad. Otoño: estación de nostalgia para un fútbol francés en permanente reconstrucción.

 

   Hay un dato inquietante en el balompié galo, algo que trasciende la mera anécdota. En los últimos veinte años, ocho campeones de la L1 han jugado en Segunda: Burdeos, Marsella, Lens, Nantes, Mónaco, Lille, Montpellier y Auxerre. Cuatro de ellos compiten hoy en día en la categoría de plata: Lens, Nantes, Mónaco y Auxerre.

 

   La liga francesa ha perdido peso en las últimas temporadas, y ahora mismo un equipo diseñado a golpe de talonario apunta a romper una sequía de dieciocho años. Es el tiempo que lleva el PSG sin echarse un título de liga a sus espaldas. El futbolista de clase media-alta del fútbol francés lleva mucho tiempo emigrando en bandada, instalándose en la Premier League, en la Liga, en la Bundesliga o en la Serie A; movimiento acentuado en los años de la generación campeona del 98,  grupo lleno de fuertes personalidades, espíritu colectivo y un altísimo nivel competitivo.

 

En los primeros años noventa habían contribuído a fortalecer la liga francesa, representando propuestas diversas, todas ellas válidas para luchar por el campeonato. La muestra está en la variedad de campeones que ha tenido la L1 en los últimos años. Dejando a un lado el reinado del Lyon (ganó siete ligas seguidas en los albores del siglo XXI), la alternacia ha sido el común denominador del fútbol hexagonal.

Full Story

Etiquetas y modas
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.667 / 3

ImageEl pasado domingo resonaba la palabra Clásico en el subconsciente, con irremediable acento porteño; ese acontecimiento supremo que en breve volverá a repetirse en la cancha de Boca y River: el gran duelo del fútbol argentino. “Se viene Booooca…”, “Ahí está Riiiiiiver…”. La máquina del tiempo, la perspectiva histórica, la retórica futbolística, nos trasladan a Argentina, con las letras del “NegroFontanarrosa o la singular narración del Marcelo Araujo:“Se viene el Clásicooooo…”.

 

   Pero el pasado fin de semana el mundo hablaba de otra cosa. Nadie escapa al partido que, en los últimos tiempos, ha adquirido la etiqueta de “El Clásico”: una especie de distinción para el duelo en las alturas más globalizado del planeta. El Madrid-Barça o Barça-Madrid de toda la vida pasó a ser un día “El Derby”, para convertirse después en “El Clásico”. El calado deportivo-social de ambos clubes y la presencia de los dos grandes iconos del fútbol globalizado consiguen trasladar el pulso a los lugares más insospechados.

 

   “El Clásico” es una vieja marca importada. Casualmente, este fin de semana se ha disputado otro partido que ha adquirido ese mismo rango en Francia.  “Le Classique” le llaman: Marsella-PSG, una rivalidad más interciudadana, cultural, de filosofía de vida, que futbolística en sí misma. Porque, sobre el terreno de juego, nunca fue un duelo con solera. Entre otras cosas, porque el PSG apenas alcanza cuatro décadas de existencia.

Full Story

Kapitain zintzoa
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3.667 / 3

Image

Bi irudi ispiluan: Mikel eta Larraitz; Larraitz eta Mikel. Erreferente bakarra berdegunean: lemazaina. Oh, kapitaina!

 

   Igande eguzkitsua Zubietan. Bezperako garaipenaren gozoa ezpainetan, Reala eta Atletico Madrileko neskek irudikatutako zubia ohore handiz zeharkatu zuen azken zortzi denboraldietan txuri urdinen kapitaina izan denak. Lore sorta, aurreskua, baloiari azken agurra eta txalo hotsa.

 

   Mikelen tamainako kapitaina eta taldekidea izan da Larraitz.  Realak nesken taldea sortu zuenetik. Etorkizuneko belaunaldien eredu, bere aurrekoek zabaldu zuten bidean sakondu eta arrastoa utzita. Hain egun berezian aitzindariak gogora ekarri zituen: Oiartzunen eta Añorgan bidea egiten hasi ziren neskak. Memoriaren balioa:“Haiei esker gaude gu hemen”, zioen Larraitz Lucasek, hitz sentikor eta sakonez. Talde buru, zentzudun, arima eta gorputz, ipar-horratz, baloi ukitu zehatz, begi zorrotz.

Full Story

El oficio de competir
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.333 / 3

ImageVa de entrenadores, y de futbolistas. O de futbolistas y entrenadores. El otro día atizaba Mourinho a sus futbolistas, después de perder en Sevilla, para terminar diciendo aquello tan habitual de los técnicos: “si el equipo no da la talla la culpa es mía por no haber conseguido que estén a la altura”. Este tipo de declaraciones parecen reducir el problema a una cuestión de motivación, dejando de lado el propio juego.

 

   Nunca hay una sola razón. Desde la cabeza a los pies, múltiples son los factores que inciden en el funcionamiento de un equipo. Pero, finalmente, todo desemboca en el juego: la matriz del problema. El pasado sábado, al término del partido en La Romareda, José Luis Mendilibar, entrenador de Osasuna, decía que su equipo no está. Protagonistas de otra salida decepcionante, los rojos ocupan el último puesto en la clasificación, con un solo punto en su haber. Ese ínfimo botín se reduce al empate cosechado ante el Mallorca en casa.

 

   En la segunda jornada de Liga, Osasuna recibía en el viejo Sadar al FC Barcelona. El conjunto navarro firmó una actuación colectiva brillante, exigiendo mucho al equipo de Tito Vilanova. Messi marcó la diferencia en unos últimos minutos frustrantes para los locales. Se quedaron sin premio cuando habían merecido el cielo. En aquellos fatídicos minutos, Osasuna cargó con la expulsión de su capitán, Patxi Puñal. Le echaron cuatro partidos. El acta reflejaba “insultos al árbitro”. Desde entonces, a Mendilibar le falta el eje vertebrador del equipo; el vértice del juego. Pero le falta, también, su pareja de baile en los últimos años: el iraní Javad Nekounam, con juego y poderío en la llegada. Y este año tampoco está Raúl García, el hijo pródigo. Un regalo para los rojos en la pasada segunda vuelta. Así mismo, quedó mermado el frente de ataque, sobre todo, tras la marcha de Ibrahima Baldé a la liga rusa.

Full Story

Príncipes de Asia
75 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.611 / 36

ImageMediados de febrero. Era jueves por la noche cuando a última hora sonó el teléfono: “El domingo volamos a Jeddah, en Arabia Saudí. Raúl va a firmar con el Al Ittihad, uno de los grandes del país. Te cuento más cuando lleguemos”. Iñaki Otaegi era el interlocutor, uno de los ayudantes del entrenador Raúl Caneda, junto a Carlos Corberán. Aquel día comenzaba una aventura de locos, por todo lo que conlleva un compromiso repentino con un contexto tan diferente. Una apuesta que curte a cualquiera ávido por conocer y experimentar. Nada que ver con las costumbres de occidente, en lo futbolístico y en lo vital.

 

    La llegada a Jeddah, ciudad costera bañada por el Mar Rojo, resultó apoteósica. Raúl fue agasajado por una cohorte de hinchas tocados con turbantes, bufandas, y provistos de los más avanzados artilugios de última tecnología. Nada extraño, porque Arabia Saudí es un país de fútbol. Su selección es un clásico de la Copa del Mundo y el Al Ittihad cuenta con varias Champions League en sus vitrinas. Raúl, Carlos e Iñaki no llegaban a un lugar futbolísticamente tranquilo. La paciencia no es una de las grandes virtudes del fútbol saudí, y los malos resultados anteriores del equipo llevaron a los dirigentes hasta O Grove. Allí encontraron a un entrenador preparado para cambiar el rumbo de los acontecimientos.

Full Story

El Milán hace aguas
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 1

ImageA pocas horas de arrancar una nueva edición de la Champions League, el segundo equipo más laureado de la competición tiembla. Resquebrajado por la devaluación de la plantilla, la pérdida sistemática de peso específico y su extraña política de fichajes. El Milán antes sobrevolaba el mercado; ahora suplica porque le dejen futbolistas con cierto renombre para no perder del todo el aura rossonera que siempre impuso respeto. El asunto tiene mala pinta. Tanto como decir que parece el peor momento de la era Berlusconi.

 

   En un grupo formado por el conjunto italiano, el Zenit, el Anderlecht y el Málaga, es difícil hacer pronósticos. Porque, entre otras cosas, el Milán no lo tiene sencillo. Todo lo contrario, viendo su pérdida de empaque y penoso arranque de temporada, con dos derrotas en las tres primeras jornadas de liga, ambas en San Siro. La recién ascendida Sampdoria hizo saltar las alarmas en el estreno liguero, con Maxi López, un antiguo milanista, revoloteando por el Giuseppe Meazza; y el Atalanta hurgó en la herida el pasado sábado. Sólo un triple de Giampaolo Pazzini en la segunda jornada ante el Bolonia edulcoró el preocupante inicio de campeonato del equipo dirigido por Massimiliano Allegri.

Full Story

El talento descarriado
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

ImageEl pasado 31 de agosto el Chelsea hacía pública la enésima cesión de un futbolista cuya errática carrera por los campos del mundo le tiene martirizado: “Gaël Kakuta jugará a préstamo en el Vitesse hasta el final de la temporada”, anunciaba la escueta nota.

 

 

   La Eredivisie es el nuevo hogar del que fuera considerado “niño prodigio” del fútbol francés, desde que comenzara a deslumbrar con su espectacular gama de fintas y regates siendo un crío. La fama internacional era fruto del impacto que procuraba con la zamarra bleu en los diferentes torneos internacionales de categorías inferiores. Aquel chico de baja estatura, eléctrico, provisto de una técnica fuera de lo común, y justiciero individual sobre el campo, acaparaba toda la atención. Muy por encima del resto de sus compañeros.

 

   Francia se proclamó campeona de Europa sub’19 el verano de 2010. El torneo se disputó en Normandía, al norte del país. La selección tricolor acudía al evento con un grupo de futbolistas interesantes, encabezados por el zurdo Kakuta. Oficiando como electrón libre sobre el campo, fue elegido mejor jugador del torneo, que finalmente se adjudicaron derrotando en la final a España (2-1).

 

   Al término del encuentro una instantánea quedaba registrada como simbólico cruce de caminos. Otro zurdo, incisivo, brillante también, pero mucho más colectivo, compartía alegría con el estandarte de aquella selección: era Antoine Griezmann, que recién había conseguido el ascenso a Primera con la Real. Aquella foto ilustraba dos trayectorias muy diferentes: el de la estrella precoz, siempre sujeta a las más grandes expectativas; y el crack emergente, que irrumpió sin avisar, con una hoja de ruta más consecuente.

Full Story

La cruzada de Abou
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

ImageCorría el minuto veinte de la primera mitad del encuentro entre Finlandia y Francia en Helsinki. Dos futbolistas viajaban de la mano: uno acariciando la pelota, el otro abriendo camino. Karim Benzema acomodó el pase allá donde Abou Diaby había trazado la línea. Y gol. El primero como internacional absoluto con Francia. Gol del potente Diaby, después de año y medio ausente de las convocatorias. Ése es su sino: la ausencia obligada. Pesada cruz para un deportista.

 

   Abou Diaby es un centrocampista de 26 años que cumple su octava temporada en el Arsenal. Totaliza 166 partidos oficiales con la zamarra gunner, de manera desigual. El Auxerre, su club formador, no se opuso a la marcha del futbolista por un motivo que en su día llamó la atención: “el entrenadorJacques Santini- apenas ha podido contar con él por las repetidas lesiones y la venta es una buena solución...”, declabara el presidente Gérard Bourgoin.

 

   Diaby había debutado en el primer equipo del Auxerre siendo juvenil, junto a su actual compañero en el Arsenal Bacary Sagna. Su bagaje en la L1 se limitaba a una decena de partidos. Era un reto para Arsène Wenger, entrenador del Arsenal, que veía enormes posibilidades en un futbolista acosado por los inconvenienes físicos. “Es como si colocas piezas de un 2 CV en un coche de carreras. Hay un riesgo de incompatibilidad”, llegó a manifestar el patriarca auxerroise Guy Roux.

Full Story

Huellas y espejos
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

ImageLa sonrisa permanente, asociada a una mirada limpia, un verbo sincero, y el compromiso por la sencillez, dejan una huella imborrable. Cuando alguien consigue que los demás mejoren a través de su conocimiento, saber estar y dominio natural de la situación; cuando devuelve el agradecimiento con más tardes de magisterio; cuando los ojos miran y advierten que todo fluye porque él se sacrifica como dique de sujeción y explorador de caminos; cuando conoce la gloria, cae al sótano, no abandona y lucha por intentar la reconstrucción, merece verse reflejado en un espejo. Sería el retrato de un ser ejemplar, alguien referencial, cuya esencia sirve para recordar la ruta a seguir en los días de duda.

 

   El caso que nos ocupa recuerda a Mauro Silva, por muchos motivos: procedencia, posición, influencia, bondad… El antiguo mediocampista brasileño del Deportivo llegó en 1992 a la Liga, procedente del modesto Bragantino. Colaboró de forma decisiva en el crecimiento de un equipo que había pasado muchos años encerrado en el cofre de plata. El mediocentro, metrónomo audaz, contagiaba naturalidad y sencillez; impartiendo sabiduría, sin presumir por ello, para liderar desde el eje del campo la edad de oro del once blanquiazul. Mauro Silva fue el faro de las ilusiones sobre el terreno durante 13 temporadas. Su huella se convirtió en línea a seguir. Un legado incomparable. Hablamos de un campeón del Mundo que alcanzó cosas mucho más importantes en el fútbol: el respeto y el cariño incondicional de la gente.

Full Story

Las apreturas del Lyon
2 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 3 / 2

ImageEl Olympique Lyonnais (OL) no ha podido encadenar su decimotercera participación consecutiva en la Liga de Campeones. Aquel duelo convertido en clásico, ante el Real Madrid, con el francotirador Juninho Pernambucano a la cabeza, son buena parte del recuerdo.

 

   El conjunto francés conoció sus mejores años en los albores del siglo XXI, con siete títulos de Liga consecutivos: los primeros de su historia. En los últimos tiempos, Burdeos, Marsella, Lille y Montpellier le habían desplazado del trono, pero, por lo menos, era un asiduo de la Copa de Europa. Ahora disputará la Europa League, un plato menor, teniendo en cuenta su exigente paladar.

 

    Jean-Michel Aulas, propietario del club, se hizo con las riendas del OL en 1987, por aquel entonces en Segunda división. JMA diseñó un plan a medio y largo plazo para colocar, primero, en el mapa futbolístico hexagonal a una de las ciudades francesas de referencia; y, posteriormente, hacerse grande en Europa.

 

   El Lyon accedió a la Primera división en 1989. Dirigido por Raymond Domenech desde el banquillo, el joven Rémi Garde (actual entrenador) capitaneba la nave sobre el terreno de juego, y el prolífico goleador Eugène Kabongo era el estilete. El club iba creciendo, poco a poco, sin prisa por coronarse. Los objetivos deportivos estaban directamente relacionados con un plan de negocio ambicioso.

 

   Aulas siempre fue un tipo astuto: empresario de peso que fue adquiriendo influencia en el balompié galo. Iba haciendo camino, de forma sigilosa, en medio de la gran batalla por el poder que enfrentaba a Claude Bez y Bernard Tapie, máximos dirigentes de los clubes grandes de la época: Burdeos y Marsella.

 

   El Lyon vivía lejos de los gigantes; aún transitaba a distancia de otros ilustres, como el Mónaco, PSG, Nantes; pero la diferencia con respecto a la clase media tradicional (Lens, Metz, Lille, Nancy, Auxerre, Sochaux…) iba menguando. El crecimiento del OL era paulatino.

 

   Diez años antes se dio otro caso, con un trasfondo diferente, en el fútbol francés. Hablábamos del Auxerre como parte de la clase media, tras años de desarrollo sustentado en el trabajo de cantera. Formación y una política de fichajes audaz elevaron al club borgoñés a la élite del fútbol francés. El caso del Lyon no era similar. Si bien siempre tuvo un centro de formación destacado, el hecho de que buena parte de sus jóvenes talentos se fueran marchando apuntaba una clara tendencia a buscar nombres para cambiar de dimensión. Cuando el Lyon estaba a punto de revertir su historia, canteranos de la talla de Florian Maurice, Frédéric Kanouté, Ludovic Giuly o Steed Malbranque fueron vendidos, futbolistas todos ellos internacionales.

 

El primer golpe de efecto del presidente Aulas se produce el verano de 1999, cuando consigue fichar al delantero brasileño del FC Barcelona Sonny Anderson. El famoso pistolero del área tenía un gran cartel en Francia tras su paso por Marsella y Mónaco. Fue una especie de símbolo en la nueva era del Lyon. El club acariciaba los títulos. En la temporada1998/99 se había entrometido en el pulso Burdeos-Marsella (reedición de los 80) por el título de liga, que finalmente ganarían los aquitanos en un último partido apoteósico en el Parque de los Príncipes ante el PSG. Más grande fue la decepción de los lyoneses por no haber podido disputar la final de la UEFA, eliminados en plena carrera por el Bolonia de Giusseppe Signori.

Full Story

Un negocio cañón
0 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.333 / 3

ImageLa banca privada ya tiene dónde buscar liquidez. Si necesita dinero fresco que llamen a la puerta del Arsenal y pregunten por Monsieur Arsène, jefe del banquillo gunner; ése que multiplica el valor de sus futbolistas desde el momento en que se pone manos a la obra. A veces falla en sus pronósticos, pero su alto índice de acierto le eleva a figura de gerente en el conjunto londinense. En el fútbol no se vió nada igual: ni Pinto Da Costa, presidente del Oporto, ni Jean-Michel Aulas, homólogo del Lyon… Arsène Wenger es el rey Midas del balompié. Sus primeros fichajes, allá por 1996, fueron para ganar tiempo: Gilles Grimaldi, Rémy Garde… Los siguientes, para comenzar a ganar títulos: Emmanuel Petit, Patrick Vieira, Thierry Henry… Y los más recientes para financiar el nuevo estadio: Cesc Fàbregas, Robin Van Persie, Alexandre Song… Y además le da para seguir remozando su plantilla con fichajes de gran valor (Santi Cazorla) y continuar en el big-four de la Premier League.

 

 

Wenger va para diecisiete años en el banquillo del Arsenal. Ha ganado la Premier, la FA Cup, la Charity Shield, disputando dos finales europeas: la UEFA en el año 2000 y la Copa de Europa en 2006, saliendo derrotado en ambas, a manos del Galatasaray y el FC Barcelona, respectivamente. Todos esos títulos llegaron cuando el conjunto del norte de Londres jugaba como local en el viejo y entrañable Highbury.

Full Story

A picar piedra
1 Comentarios - 1/52/53/54/55/5 - 4.5 / 2

los picapiedraComo los entrañables Pedro y Pablo, los clubes de la Liga buscan el sustento en sus canteras, debajo de las piedras. Y los que no tienen un vivero fértil, a vivir de préstamo o buscando oportunidades a coste cero: otro concepto que adquiere vigencia por mor de la coyuntura económica. Es la palabra mágica.

 

   Hace unas semanas el histórico Glasgow Rangers, con 54 títulos de liga en Escocia, cayó a la última categoría profesional producto de un descenso administrativo, consecuencia directa de los 166 millones de euros de deuda acumulada. El conjunto de Ibrox Park tardará, por lo menos, tres años en recuperar la máxima categoría. Hoy es el día que campa su lujoso palmarés por los pequeños campos de la campiña. Los clubes profesionales escoceses decidieron por unanimidad la pérdida de categoría del gigante, “por justicia deportiva”. Es un ejemplo de seriedad y coherencia; de ética e higiene. El fútbol no puede ser ajeno a ninguna circunstancia punible. Todo el mundo ha de asumir sus responsabilidades.

 

   Hace un par de semanas se produjo una polémica verbal sonrojante en los medios de comunicación entre dos dirigentes del fútbol español. El vicepresidente de la patronal, Javier Tebas (verdadero  factótum de la LFP; asesor de tantos clubes en la triste Ley Concursal), y el presidente del Atlético Madrid, Enrique Cerezo, avivaban el fuego del desmán futbolístico hispano. Entre los llamados “rebeldes” también hay irresponsables que acumularon despropósitos para llevar a sus clubes a una situación insostenible. SAI: sociedades anónimas impunes. Con los agravios contractuales de televisión y el delirante calendario de horarios en agosto como trasfondo, Cerezo se disfrazó de sindicalista y el vicepresidente de la patronal, abogado de profesión, amenazaba expeditivo: “…  Hay que perdonarle, no se entera. No sabe ni lo que su club debe a Hacienda: más de 150 millones”. Lo dice un letrado, vicepresidente de la Liga del Fútbol Profesional ¡¡¡Y no pasa nada!!!

Full Story





Desarrollado por BIT&MINA